Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Enviar por email

Detrás

Autor: Mayte Lapresta
Viernes, 1 de febrero de 2013

Sin duda, uno de los aspectos que considero primordial en mi trabajo de informadora apasionada y algo friki del vino y la gastronomía es el de transmitir la importancia de la trastienda, del valor oculto que entrañan cada producto y productor. Un origen que, una vez empaquetado con lazos, etiquetas, cajas y presentaciones de ultra diseño nos hace suponer un glamour, una tecnología y una ciencia ficción muy alejados de la realidad. Es difícil hacer el esfuerzo de reflexionar, obviando el packaging dorado, sobre el trabajo que hay detrás de cada producto gastronómico, de cada vino. Porque el campo es muy duro y parece insensato tanto trabajo y esfuerzo para una recompensa tan incierta. Algo tan sublime como la sidra de hielo supone meses de espera, frío, nieve, recogida de madrugada, manos cortadas, fuegos para calentarse tras horas interminables. Un maravilloso Mauro significa 24 horas pendiente del viñedo, los dedos ásperos y llenos de heridas de poda, botas cubiertas de barro, llanto bajo el granizo de primavera, labios tintados de catas infinitas. Unas maravillosas almejas en conserva, tan finas y delicadas, nacen de la lucha contra el mar, bajo la lluvia, en la siempre azarosa lotería a la que nos somete la naturaleza. Y cuando lo estoy viviendo con ellos, los protagonistas de cada historia y de cada sabor, me siento tremendamente afortunada, mera visitante de prestado, que vive solo por unas horas el esfuerzo, sudor, dolor de esas labores casi tan antiguas como el mundo. Luego, con la sabiduría en la grabadora del iPhone y el sentimiento bajo el gorro de cachemir, me lo llevo, lo cuento, con todo el cariño y todo el respeto que merecen, pero sintiendo que siempre defraudaré, porque solo ellos conocen la verdad.

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress