Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Para regalar, aprender e informarse

Se acerca la Navidad, es tiempo de las guías de vinos

Autor: Raquel Pardo
Miércoles, 10 de diciembre de 2014

En estas fechas y desde mediados de noviembre es tiempo de guías de vinos, recopilaciones críticas elaboradas, en su mayor parte, por profesionales, pero con muy distintos matices en sus puntuaciones y selección de vinos.

Hoy mismo se ha presentado una de las últimas guías de vinos que saldrán al mercado en este 2014, la Guía Los Supervinos 2015, un conjunto de referencias vinícolas que se pueden encontrar en supermercados y con un límite de precio de 6,99 para los “supervinos” y 14,99 euros para su categoría superior, los “megavinos”.

 

El final de año es el tiempo en el que los catadores recopilan todo el trabajo de meses en una edición que trata de diferenciarse de sus competidoras en el mercado, bien por el tipo de cata que efectúa (a ciegas o con la etiqueta a la vista), por la mayor o menor selección de vinos que incluye (desde un vino para cada día del año de la Guía Vivir el Vino hasta los más de 10.800 que asegura haber catado el equipo de la Guía Peñín para esta edición), el tipo de catador (individual o en comité) y también discriminando por tipos de lector o consumidor (hay guías con vocación más profesional, como la de la SEVI, que saldrá a principios de 2015, y otras pensadas para el consumidor intermedio, caso de Gourmets o Guía Proensa, o un consumidor generalista, como la de ABC o el Anuario El País).

 

Pese a que los puntos son considerados por algún sector del público como una herramienta rígida y dictatorial, lo cierto es que son una simplificación de la cata que contienen todas las guías por su utilidad y la facilidad que supone apreciar la calidad que otorga el catador de un solo vistazo. Eso sí, pocos, o casi ninguno, de los catadores, son dados a considerar que un vino es perfecto, y que merece la puntuación más alta posible. En el caso de Peñín, por ejemplo, jamás se puntúa con un 100, lo mismo que en Gourmets, y sí se hace (al menos con un vino) en Vivir el Vino y en Guía Proensa, que este año contiene siete tintos con el ansiado y escaso cien.

 

¿Para qué sirve una guía de vinos?

 

Podría ser una pregunta retórica, porque una guía de vinos es exactamente eso, una herramienta para guiar al consumidor hacia los vinos de mejor calidad. Eso sí, se trata siempre de la calidad percibida por los catadores. Por lo tanto, como en el resto de guías, el catador que resulte más fiable para uno será el que haga la mejor guía. Y lo recomendable es elegir precisamente por eso, si se conoce la trayectoria del crítico tanto en guías precedentes como en otras publicaciones y apreciaciones de vinos, o también escoger por el tipo de descripciones, más o menos técnicas, más o menos poéticas, más o menos sencillas. Al final, en el mercado hoy día se encuentra casi una guía de vinos para cada tipo de consumidor.

 
 
 

Regalar una guía de vinos, una buena idea

 

(si se sabe cuál)

 

Si te estás pensando qué regalar a esa amiga gourmet a la que le encanta el vino, o a ese padre que quiere estar al día de las añadas, o a ti mismo, porque te apetece tener a mano una referencia para contrastar tus propias opiniones sobre los vinos que pruebas, una guía de vinos puede convertirse en el regalo perfecto. Eso sí, hay que tener en cuenta algunos pormenores de cada una. Repasamos algunas de las guías en el mercado:

 

Guía Gourmets

 

Selección de más de 4.000 vinos españoles puntuados de 80 a 100 (aunque no hay ningún vino con esta calificación). Comité de cata compuesto por 24 profesionales del vino, en su mayor parte, sumilleres en ejercicio. Las catas son completamente a ciegas, afirma su director, Ignacio Crespo, y solo se conoce la zona. Los vinos se cata en sesiones de 20 muestras. Contiene, con motivo de su 30º aniversario, un cuadro de honor en el centro a todo color, con vinos calificados con 90 puntos o más. También se encuentra en versión móvil. Entre sus extras, un índice de bodegas con restaurante, un mapa de carreteras o varios artículos sobre la elaboración de diferentes tipos de vino y un listado muy útil de los vinos recomendados más regulares desde 2010. Muy completa, no apta para bolsillos en su versión impresa. PVP: 23 euros. Se vende directamente en su web.

 

Guía Proensa

 

Una selección elaborada, catada y escrita exclusivamente por el periodista y crítico de vinos Andrés Proensa. Más de 3.000 vinos catados al año (con la etiqueta a la vista) de los que solo se publican los que alcanzan o superan los 90 puntos. Es, por tanto, la selección de los mejores vinos de España con la pincelada personal del escritor, no una compilación de miles de vinos, sino una especie de gran podium del vino español. Proensa es de los pocos que puntúa con la máxima calificación cada año a unos cuantos vinos, que en esta edición han sido siete, y más de 50 han alcanzado el 99. Contiene una crónica del año en clave vinícola y las anotaciones de cata son, probablemente, el gran valor de esta guía, pues se alejan de lo técnico para hacerse, cada una, una pieza atractiva en sí misma, al igual que las reseñas de las bodegas, escritas cada año por el autor. Este año eleva algo su precio pero se mantiene, con sus 20 euros, entre las grandes compras para aficionados que no necesiten un vademecum. En librerías seleccionadas y en su página web.

 

Guía Supervinos

 

La gran diferencia de esta guía es que los vinos que contiene se pueden encontrar en el supermercado y cuestan, como máximo, 14,99 euros. Un catador, el valenciano Joan C. Martín, se ha encargado en esta edición de seleccionar los 140 vinos que incluye auténticas gangas y calificaciones escritas para todos los públicos. Una herramienta estupenda para recorrerse pasillos de supermercado sin ir a ciegas. Por ponerle una pega, pese a ser una edición anual, no se referencian las añadas de los vinos, un pequeño gran detalle que puede suponer una diferencia en la calidad del vino. Su precio solo supera en un céntimo el límite que se pone al de los vinos referenciados en la guía: 15 euros. De venta en Casa del Libro.

 

Guía Peñín

 

Una de las guías decanas del mercado, con la pretensión de contener la mayor parte de la producción vinícola embotellada del país: un total de 10.800 vinos catados y calificados de un modo casi científico, con descripciones someras, técnicas y breves, para poder contener todo ese abanico de vinos. Se está preparando una edición con motivo de su 25º aniversario que contendrá entrevistas con personajes del sector y un estudio sobre la evolución de las zonas más destacadas del mapa vinícola español. Un regalo apropiado para aficionados que quieran una amplia recopilación para mirar de un vistazo. Dispone de versión on line que también se puede adquirir desde la web.

 

Guía Vivir el Vino

 

Una guía para escoger, si se lo puede uno permitir, un vino para cada día del año. El sumiller Raúl Serrano se encarga personalmente de seleccionar, catar y calificar los vinos, que aparecen puntuados entre 80 y 100 puntos. En esta edición solo uno, Mauro VS 2010, aparece como el vino perfecto, con la máxima puntuación. Se incluye un pequeño diccionario de términos vinícolas y un texto de aproximación a las formas de elaboración de distintos tipos de vinos. A la venta en Troa Librerías, PVP: 16 euros

 

Anuario de Vinos El País

 

Los críticos Pilar Molestina y Javier Rueda son los encargados de elaborar esta guía cuyo principal rasgo es ser una radiografía de las bodegas. El equipo trabaja durante la mayor parte del año solicitando muestras a las bodegas y la participación es voluntaria, pero “todo lo que nos mandan se cata y referencia”, afirma Molestina. Solo se puntúan los vinos por encima de 80 (del resto solo se indica la marca, el tipo de vino y el precio) y se hacen comentarios de los vinos que, a juicio de los críticos, merecen más la atención del consumidor porque tienen algún rasgo diferenciador, cualitativo o novedoso que destaca sobre el resto. Los vinos con mejores puntuaciones se someten a una segunda fase de cata para comprobar que merecen dicho “podium”. Como Proensa y Vivir el Vino, conceden cienes a los vinos. En esta edición, que está a punto de salir a los kioscos (previsiblemente la semana que viene), son tres los vinos con la máxima puntuación y 91 en el cuadro de honor, que comprende los vinos calificados entre 96 y 100 puntos. Sos 50.000 ejemplares estarán a la venta en quioscos de toda España.

 

Guía ABC

 

El periodista y crítico Juan Fernández Cuesta se encarga de la cata, puntuación y redacción de esta guía, que se publica en noviembre gratuitamente y junto al diario que le da nombre. Fernández Cuesta es el más comedido de sus colegas en cuanto a puntuaciones y lo máximo que concede es un 97, en esta ocasión a un solo vino de la bodega La Rioja Alta, el Gran Reserva 904 de 2004. El periodista madrileño cata más de 1.500 vinos para escoger solo un tercio de esta selección, que será el corpus de la guía, y también se pone un límite de precio para referenciar un vino, que está en los 35 euros para esta edición. Su pretensión es alcanzar a todos los públicos con un lenguaje asequible y que el lector no se asuste con complicadas notas de cata. Se regala junto al diario ABC.

 

 

 

 

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress