Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
El santuario de la cultura

Weimar

Autor: Pedro Javier Díaz-Cano
Lunes, 2 de enero de 2012
Noticia clasificada en: Escapadas gastronómicas

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, atrajo a los “Príncipes de las letras germanas” Goethe y Schiller, así como a los filósofos Nietszche y Schopenhauer. Está considerada como el sanctasanctórum cultural de Alemania.

La ciudad de Weimar, en el land de Turingia y famosa por haber sido la cuna de la Escuela Bauhaus en 1919, se recupera de la resaca musical que ha disfrutado durante el año 2011 a resultas de la celebración del Bicentenario del nacimiento del genial pianista y compositor Franz Liszt(1811-1886), que fue maestro de capilla de la corte ducal entre 1848 y 1859, convirtiéndola en un importante centro europeo de la música. Fue aquí donde Liszt fundó la Neudeutsche Schule. Por cierto, en el momento de la fundación de la “Nueva Escuela Alemana” en 1860, Franz Liszt y sus discípulos Peter Cornelius, Arnold Böcklin y Franz von Lenbach se reunieron en el restaurante El Cisne Blanco, que todavía perdura justo al lado de la histórica casa de Goethe.

 

De Weimar también se dice que es “una ciudad en el parque”, pues el Park an der Ilm (también conocido como Parque Goethe) es más extenso que la propia urbe. Esta gran zona verde, verdadero pulmón para respirar aire puro, se creó hace más de 200 años y en la actualidad determina la imagen de la ciudad. Además de una gran estatua de Liszt, en su interior se halla el pabellón donde Johann WolfgangGoethe habitó durante sus primeros años en Weimar. La casa, pequeña y sencilla, fue un regalo del duque Carlos Augusto al poeta y está transformada en museo conservando parcialmente los muebles del escritor.

 

Una de las maravillas de Weimar es que se trata de una ciudad hecha a la medida del hombre, con un alma renacentista que se une a su espíritu profusamente humanista. Como su nombre indica, en la Theaterplatz se levanta el Teatro Nacional Alemán, delante de cuya fachada neoclásica se halla el que, sin duda, es el emblema más conocido e internacional de la ciudad: el Monumento a Goethe y Schiller, cuyas estatuas se alzan juntas, unidas en fraternal actitud. La inscripción en alemán del memorial dedicado a la figura de los dos escritores, se traduce al español como “Dedicado a los dos poetas. La Patria”, lo que da una idea de lo que ambos han significado para el devenir de Weimar.

 

Patrimonio de la Humanidad

 

La Casa de Goethe (Goethehaus), cerca de la Marktplatz, es hoy uno de los museos más visitados de Weimar, formando parte del conjunto denominado “Weimar clásico” (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) junto a la Casa-Museo de Schiller y la biblioteca de la duquesa Anna Amalia, cuyo magnífico salón rococó constituye una referencia para los bibliófilos de todo el mundo. El célebre autor de Fausto residió durante cincuenta años en esta gran mansión barroca, desde 1782 hasta 1832, por lo que en ella se conservan algunas de sus colecciones privadas, como la de esculturas antiguas procedentes de sus viajes o la de minerales. Igualmente, puede visitarse la habitación mortuoria, en la que la leyenda cuenta que Goethe entregó su alma a Dios mientras exclamaba: “¡Luz! ¡Luz!”.

 

El dramaturgo Friedrich Schiller también habitó una bonita mansión en la actual Schillerstrasse, la encantadora calle peatonal que ahora lleva su nombre, desde 1802 hasta 1805, año de su fallecimiento. Ambos, Goethe y Schiller, descansan juntos en una cripta del mausoleo central del Cementerio Histórico. En concreto, en el Panteón de los Príncipes, donde se encuentran los dos féretros gemelos que les hermana como los dos más ilustres nombres de la literatura alemana.

 

Los filósofos Herder, Wieland, Schopenhauer y el propio Nietszche, que se retiró y murió en Weimar en 1900, también vivieron aquí. Es por ello que, además de Franz Liszt para los melómanos, Weimar resulta una suerte de meca cultural de Alemania, donde los amantes de la cultura germana tienen, sin duda, su sanctasanctórum. No en balde, la ciudad fue Capital Europea de la Cultura en 1999.

 

El Cisne Blanco

 

Como parte de la cultura, la gastronomía también está muy presente en la antigua capital del ducado de Sajonia-Weimar: desde el típico puesto en la Plaza del Mercado (Marktplatz) donde probar una salchicha Bratwurst con una cerveza Köstritzer de la región, hasta el restaurante Anna Amalia con una estrella Michelin en el lujoso marco del Hotel Elephant. Este ofrece algunos platos de marcado acento italiano, no en vano su chef es el transalpino Marcello Fabbri, que pueden maridarse con alguno de los vinos de Turingia, como los de los valles de Saale y de Unstrut.

 

Otro interesante restaurante es Alt Weimar, en el hotel del mismo nombre, donde el chef Sten Fischer elabora una interesante cocina creativa de autor, con platos como la sopa de coliflor con trufas y vieiras o la paletilla de cordero con judías verdes y puré de ajo.

 

La cuna de la Bauhaus  

 

Weimar es célebre históricamente por ser la ciudad donde en 1919 se aprobó laprimera Constitución democrática de Alemania, la de la República de Weimar, al reunirse en el Teatro Nacional (convertido en sala de sesiones de discusión parlamentaria) la Asamblea nacional tras finalizar la Primera Guerra Mundial. Alentada para reconstruir “la Alemania de los espíritus y no la de los guerreros”, la democrática República de Weimar llegaría a su fin con el ascenso del nacional-socialismo a partir de 1933.

 

Sin embargo, este período ha pasado asimismo a la historia por ser el momento de la fundación de la Staatliche Bauhaus, la escuela de diseño más moderna de su tiempo y la cuna de la arquitectura moderna. Creada en 1919 por Walter Gropius en Weimar, desplazando hacia la región las vanguardias artísticas europeas, a esta corriente se sumaron artistas de la talla de Kandinsky y Klee. La “Bauhaus y sus obras en Weimar” forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, estando representadas en la ciudad por la casa “Am Horn”, diseñada por Georg Muche, y la propia Universidad Bauhaus, en la que se reconocen numerosos rasgos de la escuela Bauhaus. Por su parte, el Museo de la Bauhaus se halla en la Theaterplatz, con una exposición de la primera Bauhaus de Weimar.

 

AGENDA

 

Dónde dormir

 

Hotel Elephant *****
Markt 19
Abierto desde 1696, por los salones de este histórico hotel pasaron personalidades como Goethe, Schiller, Bach y Liszt. Su decoración cuenta con detalles de la Bauhaus, pero en combinación con motivos más modernos.

 

Alt Weimar ***
Prellerstrasse 2
Abierto desde 1909 y renovado en 1995, es el alojamiento ideal para los que se interesen por la Escuela Bauhaus, pues la decoración de sus 17 habitaciones se inspira en esta corriente que revolucionaría el diseño y la arquitectura del siglo XX.

 

Dónde comer

 

Restaurante Anna Amalia
Markt 19 Duplicado - Anexo al Hotel Elephant
Es el único restaurante de Weimar con unaestrella Michelin, gracias a la fusión mediterránea del chef italiano Marcello Fabbri.

 

Zum Weissen Schwan / El Cisne Blanco
Frauentorstrasse 23
En este histórico restaurante, ya frecuentado en sus tiempos por Goethe o Liszt, dos de los platos típicos son la sopa de cebolla y el asado de cerdo con col lombarda.

 

Alt Weimar
Prellerstrasse 2
Cocina creativa de autor a cargo del chef Sten Fischer.

 

Cómo llegar

 

Lufthansa (902 883 882) ofrece vuelos diarios desde Madrid o Barcelona hasta Erfurt (a 21 km de Weimar), vía Frankfurt.

 

Información Turística de Weimar: www.weimar.deTurismo de Alemania y www.germany.travel

 

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress