Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Las dimensiones del vino

Viña Mayor

Autor: Álvaro López del Moral
Martes, 1 de abril de 2014
Noticia clasificada en: Enoturismo D.O. Ribera del Duero

Una experiencia vinícola en tres dimensiones. Esa es la propuesta ofertada por Bodegas y Viñedos Viña Mayor, una emblemática firma de la Ribera del Duero que cumple estos días veintiocho años de existencia en un estado excelente.

Ubicada en plena milla de oro de la denominación de origen, en el corazón de lo que se ha dado en llamar “la ruta de los monasterios”, los responsables de esta bodega líder en el sector del enoturismo marcan distancia con el resto de sus competidores estableciendo un singular equilibrio entre la modernidad de la planta superior del edificio y la amplitud de las naves inferiores, situadas varios metros bajo tierra. En ellas descansa un vasto parque de barricas de roble americano y francés, dotado de elementos multimedia e hilo musical continuo, en lo que podría parecer unasimbiosis perfecta entre el misticismo inherente a la crianza del vino y la importancia que tiene para este fin conseguir una temperatura estable ideal que suele estar en torno a los dieciséis grados. Tanto este aspecto como cualquier otro detalle referente al proceso de transformación de la fruta pueden ser analizados durante un completo recorrido pedagógico, que nos permite aproximarnos de manera divertida al universo enológico.

 

 El viaje comienza descubriendo las particularidades de la madera desde el mismo interior de un barril, diseccionado con un cristal. A través del corte será posible percibir tanto la relevancia del tamaño de los poros o los diferentes grados de tostado de la madera como el papel que juega el oxígeno en la conservación y el añejamiento del producto. A continuación, un juego de luz y sonido pone el telón de fondo adecuado para todos los elementos que ayudan a que la uva se transforme en la bebida más antigua del mundo. Y, por fin, llegamos a la auténtica joya de la corona: el Calado de Secreto, un reducto que constituye un auténtico deleite para los sentidos y pone de manifiesto la sabiduría milenaria en la que se ha inspirado el equipo de enólogos de la casa a la hora de elaborar el vino que presta su nombre a esta cava tecnológica, así como el delicado equilibrio de matices alcanzado en su producción. Otras instalaciones que pueden ser visitadas durante el trayecto son la sala de corchos y duelas, el botellero histórico y, por supuesto, los viñedos que circundan a esta bodega, cuyo personal también organiza cursos de iniciación a la cata o catas de vinos de alta expresión. Tanto para las visitas como para cualquier actividad paralela es necesario realizar una reserva previa.

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress