Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Oyster bar en La Rioja

D.Ô.

Autor: Pepe Barrena
Miércoles, 1 de mayo de 2013
Noticia clasificada en: Vinos D.O. Ca. Rioja

En el pueblecito riojano se esconde el nuevo proyecto de Ángel Cambero, que apuesta por las ostras asturianas y los frutos de la huerta, combinados con una cuidada decoración y unos precios muy atractivos.

San Luis, 22.
Tel.: 941 379 110.

 

Es una sorpresa, por lo inaudito, encontrarse en un pequeño pueblo riojano como Alesanco con un Oyster Bar. ¡Esto es la ostra! exclamará cualquier viajero con sensibilidad y buen gusto al traspasar las puertas del nuevo refugio de Ángel Cambero, quien ha reseteado su vida alejándose parcialmente de ese imponente Relais & Châteaux del Mesón del Peregrino (Puente La Reina) que hace años puso en marcha, para volcarse en este restaurante-posada que lleva el inequívoco marchamo de su gusto por el interiorismo exquisito. El nombre elegido para el establecimiento también es sorprendente ya que las siglas que lo titulan son engañosas, pues no atienden a denominaciones de origen tan propias de estas tierras sino a una sencilla declaración de intenciones existencial por parte del anfitrión. Partir desde cero (D.Ô.), formatear el negocio hostelero y ofertar un local con distinción a precios de ganga hilando finura e inteligencia. Los sibaríticos bivalvos antedichos son un ejemplo contundente a modo de aperitivo. En un espacio precioso, bar en el que también se puede picotear informalmente y catar champañas de postín, las ostras del Eo asturianas son las protagonistas con su aroma y sabor espléndidos. Pertenecen, como se sabe, a la especie Crassostrea gigas, diferente a la Ostrea edulis de cuerpo plano tan característica de Galicia, y son de la variedad más consumida en Francia y cultivada en zonas como Marennes-Olèron, Arcachon o Normandía. Un toque cosmopolita nunca está de más antes de gozar con una cocina familiar y tradicional de las de tomar nota.

Compartir en:
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress