Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Un restaurante mexicano que rompe moldes

Punto MX

Autor: J.M.R.C.
Viernes, 1 de marzo de 2013
Noticia clasificada en: Restaurantes en Madrid

Es uno de los restaurantes de moda de la capital, pero su éxito viene respaldado por una cocina honrada y armónica, que lo han convertido en referencia gastronómica sólida a pesar de su corta vida.

General Pardiñas, 40.
Tel.: 914 022 226.

 

Es posible que desde el fenómeno Diverxo, ningún restaurante haya suscitado tanto entusiasmo en Madrid y alrededores como este mejicano. Así lo indica una vara de medir muy útil para estos casos que consiste en verificar lo difícil que resulta obtener una mesa cuando a uno le interesa. Varias razones explican este éxito, y entre ellas no es la menos importante el morbo que generan las novedades en relación con un modelo más o menos supuesto y codificado. ¿Qué tendrá de distinto, comparado con otros de su modalidad? Esta es la cuestión.

 

No hay primeros ni segundos en la carta de Punto MX, de manera que el comensal tiene la oportunidad de confeccionarse un menú a su antojo. Para comenzar, el obligatorio guacamole de la casa, narrado y elaborado en presencia de los comensales que, cata mediante, acaban decidiendo el punto de acidez y sal. Un capricho muy en sintonía con las concepciones de la cocina en directo, que puede continuarse con el muy jugoso Panuchos de cochinita pibil. Este plato refuerza al comensal en la obviedad de que los ingredientes y las combinaciones se ofrecen en clave sofisticada. Las Quesadillas de huitlacoche siguen este camino, con la poderosa textura del hongo del maíz (casi crujiente) y su gran sabor como buenos exponentes de la ambición con que se trabaja. Pero es en el capítulo de los tacos (correcto el de atún rojo, interesante el de carnitas de pulpo, soberbio el de buey) donde, de pronto, lo de menos empieza a ser la nacionalidad y lo que importa es el constatable y creciente nivel de la cocina. Tuétano a la brasa (ofrecido en su mismo hueso) y Pargo zarandeado son magníficas expresiones de una culinaria audaz, elaborada con materias primas muy seleccionadas y mezcladas con un admirable sentido de la armonía. Valores que sin duda marcan la diferencia.

 

> P.M. aprox.: 40€.

Compartir en:
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress