Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Iniciativa PTV

Un proyecto científico para optimizar las variedades gallegas

Autor: Redacción Sobremesa
Miércoles, 20 de mayo de 2015

El estudio Inntergaleno 2012, que acaba de finalizar, es uno de los más importantes de la enología gallega. Ha contado con un presupuesto de más de tres millones de euros y la participación de seis bodegas de cuatro denominaciones.

El proyecto, cuyo cierre de la última anualidad concluyó en abril, se ha centrado en dar valor a variedades gallegas autóctonas, elaborando nuevos tipos de vino que expresen el potencial de uvas como la castañal (que en Galicia solo vinifica Valmiñor), las caiños tinta y blanca, albariño, loureiro, treixadura, mencía o merenzao. Se ha estudiado cuál es el mejor terreno para estas variedades y la mejor forma de cultivo para obtener vinos auténticos y diferenciados. El estudio también se ha centrado en optimizar los procesos de producción para llevar a cabo una viticultura respetuosa con el entorno, además de ahorrar costes de elaboración. La iniciativa ha partido de la Plataforma Tecnológica del Vino y se ha gestado por varios de sus miembros, entre ellos seis bodegas de las denominaciones gallegas de Ribeiro, Rias Baixas, Ribeira Sacra y Valdeorras.

 

Otra de las ramas del proyecto Inntergaleno se ha centrado en diseñar un avanzado programa matemático para predecir las enfermedades más comunes del viñedo gallego, sobre todo el oídio, el mildiu y la botrytis. El modelo se basa en un programa informático que recoge datos en tiempo real enviados de forma inalámbrica por distintas estaciones meteorológicas y sensores de suelo y hojas en distintas parcelas de viñedo. El programa es capaz de prever el riesgo de cada una de estas enfermedades y proveer de información a los técnicos del campo de cada bodega para que puedan tratar o incluso evitar las infecciones, mejorando el estado del viñedo y ahorrando costes. Se han desarrollado tres modelos, uno para cada enfermedad, oídio, mildiu y botrytis, habituales en la viña gallega debido a la humedad, la lluvia y las temperaturas suaves, y que provocan grandes gastos en las bodegas en tratamientos sanitarios. El mayor éxito se ha alcanzado con el modelo para el mildiu, aunque se ha avanzado prediciendo el oídio y perfeccionando el de la podredumbre o botrytis, que se prevé mejorar en futuras campañas.

 

El estudio ha costado tres millones de euros, de los que 1,6 millones los ha aportado el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial, perteneciente al Ministerio de Economía, y las propias bodegas, que han puesto sus viñedos para llevar a cabo el proyecto: Martin Códax, Marqués de Vargas, Pazo San Mauro, Adegas Moure, Rectoral de Amandi y Valmiñor, todas ellas socias de la PTV. Han apoyado el proyecto el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto Tecnológico de Galicia y el Grupo de Viticultura de la Misión Biológica de Galicia y del área de Innovación Tecnológica del ITG. El grupo de Investigación de Viticultura de la Universidad Politécnica de Madrid y la empresa privada Monet Viticultura.

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress