Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Cocina sin cuentos

Dani García, un cocinero en El país de las maravillas

Autor: Mayte Lapresta. Imágenes: Álvaro Fernández Prieto
Martes, 9 de junio de 2015

Es marbellí y rezuma honestidad. De carácter reservado y apertura de mente. Joven pero con 20 años de experiencia en los fogones. Polifacético y creativo. Dani García es muchas cosas, pero ante todo es un gran cocinero.

Lo demostró en Tragabuches con su primera estrella (2000), en Calima, donde madura ideas como el juego con nitrógeno en lo que denomina la “Criococina”, hoy imitada en medio mundo y donde consiguió su segunda estrella (2010). Y lo demuestra hoy, tras una etapa difícil que le llevó a desvincularse del hotel Meliá Don Pepe y buscar un nuevo refugio del nivel que su cocina exigía. En ese periplo se tuvo que enfrentar con el cierre de su aventura americana con la marca Manzanilla, que sedujo a los neoyorquinos con su concepto de spanish brasserie. Las razones, el jefe siempre tiene razón y él no era el jefe. Ahora las cosas han cambiado y Dani es más Dani que nunca. Con dos locales abiertos y las dos estrellas Michelin de nuevo en la cartera, el cocinero malagueño cumple un año en el hotel Puente Romano con sus propuestas personales, Dani García Restaurante, en la línea gastro de Calima, y BiBo, un espacio de cocina más ligera y divertida a precios ajustados.

 

Su creatividad no tiene límites y no puede evitar ponerse manos a la obra con cualquiera de las áreas dispares que requiere un restaurante. Dani escoge la música ambiental, decide la vajilla, participa activamente en la decoración, negocia con la ceramista, escoge las corbatas del servicio y diseña una mesa de paso que permita elevarse para convertirse en área de degustación. Todo mientras da a luz platos intensos y recetas nuevas.

 

[Img #7533]BiBo

 

Dice que era la manera de democratizar su cocina. Con BiBo Andalusian Brasserie & Tapas, Garcia busca que el comensal tenga una experiencia informal, se sienta a gusto mientras disfruta de una cocina de calidad con una visión bastante internacional.

 

Nuevos espacios

 

Dani vuelve a Marbella y lo hace en uno de los hoteles clásicos de la zona, Puente Romano Beach Resort. En la activa y siempre animada plaza del hotel y con acceso directo a la calle, los dos locales colindantes se complementan perfectamente en lo que concierne a su decoración.

 

[Img #7534]No sin mi equipo

 

En su nueva aventura, Dani ha contado, como siempre, con su fiel y unido equipo, que le ha apoyado de lleno en todas sus decisiones. Por lo tanto, sigue teniendo el control de la bodega Carlos García Mayoralas y trabajan mano a mano en la cocina sus compañeros Daniel Galeote y David Oliva.

 

Érase una vez…

 

Además del nombre de su menú degustación, Dani parece que quiere contar su historia no solo con sus platos. En el Festival de Cine de Málaga se presentó su cortometraje Deconstruyendo a DG, que desvela el día a día del cocinero desde el cierre de Calima hasta la inauguración del nuevo espacio. Sincero y emotivo.

 
 
 

Menú de cuento

 

La nueva apuesta gastronómica de Dani nos lleva de lleno a la aventura de soñar, a la niñez. Todo sin candidez, pero con un toque infantil muy característico del chef. A través de un juego de naipes atado con un cordel negro, inauguramos la experiencia de su menú degustación Once upon a time. Si antes fueron sus trampantojos, ahora una tarta de Alicia en el país de las maravillas; un libro de Gerónimo Stilton o una Llave abre un cofre. Deliciosamente mágico.

 
[Img #7532] 
 

Técnica y pasión

 

Bajo el título de Cocinacontradición, Dani busca en ese juego de palabras trasmitir su línea de trabajo basada en el respeto a los sabores tradicionales –“tengo muy presente la cocina de mi abuela y de mi madre, me crié entre sus fogones”– pero con la técnica a su servicio, buscando el contraste entre sabores, el juego de frío y caliente que tanto le caracteriza, o la mezcla de texturas. Sigue presente en su carta su famoso tomate nitro, pero nos sorprende con sus foodtoons, aportando un toque de humor muy agradable.

 
[Img #7535] 

 

 

 

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
luis
Fecha: Domingo, 14 de junio de 2015 a las 16:22
El articulo tiene una imprecisión. La primera estrella del Tragabuches se la dieron a Sergio Lopez, y Dani Garcia solo la mantuvo, al igua que después lo hizo Benito.

Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress