Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Adiós a un maestro

Iñaki Oyarbide, figura clave de la gastronomía madrileña

Autor: Redacción Sobremesa. Imagen Web de La Chelo
Martes, 13 de octubre de 2015

El cocinero, hijo del fundador de Zalacain y Príncipe de Viana, dos de los restaurantes madrileños que han hecho historia de la gastronomía, murió ayer tras una larga enfermedad a los … años. La escena gastronómica está de luto.

Ayer falleció el cocinero Iñaki Oyarbide, uno de los nombres más reputados de la cocina tradicional madrileña, e hijo del también cocinero y emprendedor Jesús Oyarbide (Alsasua, 1930- El Escorial, 2008), fundador de Zalacain, el primer restaurante de la capital que consiguió tener tres estrellas Michelin bajo su mando.
Oyarbide regentaba junto a su esposa, Ángela Labrada, el restaurante y casa de comidas “La Chelo”, en Madrid, frente al Retiro. El nombre del local es un homenaje a su madre, Chelo Apalategui, maestra de Iñaki en los fogones y cofundadora de Zalacain y Príncipe de Viana, dos de las mesas más relevantes del siglo XX. En esta última, fundada en 1963, trabajó también Iñaki Oyarbide junto a su hermano Javier, y fue en su local donde, tras el cierre en 2011, el chef navarro abrió IO, un concepto más moderno de cocina, aunque también lo acabaría cerrando para abrir La Chelo, informa en su columna el periodista y bloguero Carlos Maribona.

 

Luis Cepeda, crítico gastronómico y colaborador de Sobremesa, dice de él que “ha sido un profesional profundo, muy bien formado, un excelente conocedor del producto y una persona curiosa al buscar y encontrar productos nuevos.” Cepeda coincidió profesionalmente con el chef navarro durante el programa “Duelo de chefs” para el canal televisivo Cuatro, una de las varias intervenciones de Oyarbide en la pequeña pantalla. Cepeda destaca de su cocina que seguía el estilo de su madre, a la que homenajea en La Chelo, y que era muy dado a la cocina con pocos ingredientes, sencilla, pero muy efectiva, gracias a su conocimiento del producto.

 

Los gestos de cariño no se han hecho esperar desde que el periodista José Carlos Capel tuiteó la noticia, diciendo que Oyarbide era “heredero de ilustre apellido en la hostelería española”. Cocineros como Martín Berasategui, Pepe Rodríguez, Paco Roncero o Roberto Limas han mostrado en las redes sus condolencias a la familia de Oyarbide, hablando de él como un grande de los fogones madrileños y españoles. También lo han ido haciendo a lo largo del día de ayer y hoy periodistas que conocían su cocina, como José Ribagorda, Pepe Oneto o Cristino Álvarez, quien expresaba en Facebook que “no se ha muerto un cocinero, a mí se me ha muerto un amigo y una persona absolutamente entrañable”.

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Gustavo
Fecha: Jueves, 15 de octubre de 2015 a las 20:19
Un excelente profesional. Que descanse en paz

Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress