Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
#Amoryvino

5 razones por las que necesitas un vino para San Valentín

Autor: Redacción Sobremesa. Imagen: Jordan Johnson (CC)
Jueves, 11 de febrero de 2016

En San Valentín manda el amor y celebrarlo pide una velada especial. Pero una cena especial necesita vino, y más si ese encuentro es para recordaros lo enamorados que estáis. San Valentín es mejor con vino porque…

1.- Cualquier cena siempre mejora con vino. Si ya has planificado tu cena y reservado en un restaurante, cualquier plato de los que pidáis ese día se realzará si lo acompañáis de un buen vino. Elegir un lugar con buena carta o preguntar si puedes llevar tu propia botella para que te la sirvan puede conseguir que esa velada sea mucho más sensual gracias a la copa de vino. Si no, en casita, con una chimenea encendida, unas velas y música suave prepararás un entorno romántico al que sumar una buena botella de vino.

 

2.- Es la excusa perfecta para brindar. Por el amor, por los años que lleváis juntos, porque os acabáis de conocer… cualquier brindis en San Valentín pide vino, ya sea tinto, blanco, o con burbujas de champagne o cava. Un buen brindis al principio de la velada y ese mirarse a los ojos será una perfecta “puesta a punto” para una noche especial.

 

3.- Tiene propiedades antidepresivas. Esa noche la tristeza es lo último que se te pasará por la cabeza, pero con un poco de vino tinto estarás ayudando a alejarla aún más. Uno de los componentes del vino es el resveratrol, que según un estudio de la Federación de Sociedades Americanas por la Biología Experimental, contribuye, por su carácter antiinflamatorio, a prevenir la depresión, ligada con ciertos tipos de inflamación. Si el día ha sido duro, encontrarte con la persona amada te relajará y el vino contribuirá a que te sientas más feliz.

 

4.- Es sexy. No nos engañemos, ninguna otra bebida tiene el poder evocador del que goza el vino. Y mucho más si ese vino se llama champagne. Ya decía Madame de Pompadour que el espumoso francés era la única bebida que hacía más bellas a las mujeres después de beberlo, pero es que tanto su imagen, como el hecho de ser francés (sí, Francia sigue siendo el país del romance) como su bello color dorado y sus burbujas contribuyen a hacer de él la bebida del amor por excelencia. Un estado que no deja de ser curioso para una bebida que, tal como la conocemos hoy, salió del entorno monacal y religioso. Pero ahora vino y champagne son bebidas románticas, perfectas para hacer del Día de los Enamorados una jornada redonda (o con forma de corazón).

 

5.- Te pone… Sí, con el vino tinto el deseo sexual aumenta en las mujeres, según un estudio de la Universidad de Florencia del que se hizo eco la BBC. El experimento se hizo con cerca de 800 mujeres de Chianti y mostró que las féminas consumidoras moderadas de vino, es decir, las que tomaban entre una y dos copas diarias, fueron las que mostraron mayor deseo sexual, al parecer, porque el vino tinto aumenta el flujo sanguíneo hacia “áreas clave” del cuerpo, aquellas que podemos considerar erógenas.

 

Si estas cinco razones no te han parecido suficientes para hacerte con alguna botella de vino para San Valentín, hazlo por que sí, porque el mero hecho de destapar una botella ya es suficiente motivo para celebrar.

 

 

 

¿Necesitas sugerencias?

 

Te proponemos algunos vinos “amorosos” para que disfrutes San Valentín solo o en compañía que puedes encontrar on line en Vinoselección.

 

Champagne: que uno de los grandes espumosos del mundo te acompañe, como este Krug Grande Cuvée, un champagne fino, elegante y lleno de matices con el que no te cansarás de brindar mirando a los ojos de tu amor.

 

[Img #9537]

 

Cava: festivo, alegre, con burbujas incansables, sabroso y fresco, pero también complejo y con fuerza, como el amor que sentís el uno por el otro. Así es este Gramona III Lustros, un cava que nunca falla, delicioso y placentero.

 

[Img #9535]

 

Vino blanco: Pazo de Señorans Colección, un vino de albariño lleno de frescura y vivacidad, adictivo, rico, para mirarse a los ojos mientras lo bebes y disfrutar sin parar de una cena ligera que se engrandece con estas copas de color amarillo brillante.

 

[Img #9538]

 

Vino tinto: Pujanza Norte, un gran vino con un precio estupendo con el que te puedes permitir el lujo de brindar sin que tu presupuesto se agote. Profundo, seductor, cada trago invita al siguiente, y es que la noche es larga…

 

[Img #9536]

 

 

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress