Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Juego y gastronomía en un mismo espacio

Gastronomía y casinos, una apuesta segura

Autor: Andrea Carrasco
Viernes, 30 de mayo de 2014

Entre platos anda el juego. Diseño, fortuna y restauración se unen en tripartito para impulsar los tradicionales casinos y darles un giro de 360 grados. 

Quienes creían que estos locales eran solamente un espacio donde arriesgar legalmente con juegos de azar en los que no había lugar para la desconexión, entre giros de ruleta, tragaperras y croupiers cantando los premios, estaban equivocados.

 

Siguiendo una tendencia habitual en Las Vegas, con centros como el Bellagio o el Caesars Palace, que alberga más de un restaurante con estrella Michelin, ahora los casinos más prestigiosos de la capital de España también optan por el cambio combinando lujo y diseño con innovadores cócteles de autor y alta cocina de vanguardia. Es el caso del Casino Gran Madrid, que nació en Torrelodones en 1981 y hace unos meses abría nueva sede en pleno centro de la ciudad, acompañando sus mesas de juego de una excelente oferta gastronómica en la que juega un papel prioritario el restaurante Columbus, a cargo de los Hermanos Sandoval. Para el más conocido de ellos, Mario, el reto ha sido pasar de ofrecer un servicio de 35 sillas en su feudo habitual de Coque a las 100 que atiende ahora en Columbus. Así, traslada su experiencia y propone una cocina basada en la búsqueda de los orígenes del sabor e inscrita en el producto artesano, con platos estrella como la cococha de atún, el cochinillo o el escabeche. Por otro lado, para pausas fortuitas, la zona de Afterwork se presenta como una opción perfecta. Se trata de un cóctel-bar de autor, con una carta de combinados de creación propia y actividades como Gimme Five: cinco tragos acompañados de sus respectivas tapas, un formato que se ha convertido ya en seña de identidad del restaurante.

 

Navega también en esta tendencia el Casino Gran Vía, que desde el Goizeko Restaurante apuesta por la esencia de la cocina vasca con un toque de vanguardia, donde despuntan platos con productos del mar que demuestran el equilibrio entre tradición e innovación. Pero no solo Madrid presume de este maridaje entre azar y restauración. En Lloret de Mar, municipio de Gerona, en 2006 abrió sus puertas el Freu Restaurant para que los visitantes del Gran Casino Costa Brava tuvieran un sitio de relax, entre recetas clásicas y platos algo más sofisticados, siguiendo la premisa de cocina mediterránea de calidad. En la misma línea compiten el Casino de Torrequebrada (Málaga) y el de Peralada (Gerona) que, con sus restaurantes, pretenden conquistar los paladares más exigentes y convertirlos en un lugar perfecto de reuniones. 

Compartir en:
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress