Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Los niños aprenden a cocinar

Talleres junior de cocina

Autor: Teresa Álvarez
Lunes, 29 de julio de 2013
Noticia clasificada en: Eventos gastronómicos

Familiarizarse con la cocina desde pequeños en talleres y clases extraescolares puede ser la mejor educación para los niños en lo que a hábitos alimenticios saludables se refiere.

La vuelta al cole está presente en cada minuto del mes de septiembre. Libros, material escolar, uniformes y, cómo no, la decisión de qué actividades extraescolares escoger para ellos. Entre las decenas de propuestas, los talleres y cursos de cocina toman poco a poco posiciones y ya son muchas las escuelas, restaurantes y centros que organizan clases semanales o talleres efímeros. Entre los valores principales de estas actividades se encuentran el trabajo en equipo, la creatividad, la iniciativa personal y, especialmente, el aprendizaje y conocimiento de los productos y materias primas, asimilando así el valor y la importancia de una dieta equilibrada.

 

Para lograr el éxito el taller tiene que ser divertido, aventurero y novedoso, manteniendo alerta a los pequeños chefs durante la elaboración y permitiéndoles degustar sus propias creaciones una vez terminada la experiencia.

 

Carlos Valenti, chef del restaurante madrileño Rubaiyat y padre de dos hijos todavía en edad escolar, ha diseñado un taller –gratuito–con el cual homenajea a sus clientes una vez al mes. Mientras los padres disfrutan de un almuerzo relajado en la deliciosa terraza o en los salones de este restaurante especializado en carnes de origen brasileño, los niños, en grupos de cerca de veinte, realizan un amplio y bien estructurado taller de cocina, teniendo así su primer contacto gastronómico de alto nivel. Carlos y su equipo de cocina preparan las materias primas, se las muestran, les invitan a olerlas, prueban cada una de ellas antes de decidir cuáles formarán parte de su hamburguesa de pescado o de su pizza de vegetales. Amasan, mezclan, montan, decoran. Ataviados con su pequeño mandil y su gorro de chef, los niños experimentan el placer del contacto con los alimentos, sorprendiéndose con sus texturas, descubriendo que sus gustos son más amplios de los que ellos imaginaban. El último reto son las frutas. Rubaiyat dispone de una amplia variedad de frutas tropicales de formas extrañas que despiertan la curiosidad de los niños. Sabores totalmente nuevos que luego convierten en postres o en helado para degustarlo directamente de la máquina heladera… un placer infinito. Tras la actividad, los niños disfrutan de esa comida tan especial preparada con sus propias manos.

 

Esta iniciativa ha sido acogida con tremendo éxito y pone de relieve el interés de los padres por acercar el mundo culinario hasta la gente menuda, así como la importancia de educar a los más pequeños sobre los buenos hábitos alimenticios.

Compartir en:
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress