Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Pasión espumosa

Basqueland Brewing Project, del surf a la cerveza artesana

Autor: Raquel Pardo
Miércoles, 25 de mayo de 2016

Tres emprendedores estadounidenses ponen en marcha una cervecería en Hernani para elaborar cervezas de alta calidad y con el estilo de las cervezas californianas, con gran presencia del lúpulo en varias de sus versiones.

Lo que el surf y la gastronomía han unido, lo refuerza la cerveza artesana. Así se puede resumir en una frase el espíritu de Basqueland Brewing Project, la nueva cervecería que los tres amigos estadounidenses Kevin Patricio, Ben Rozzi y Benjamin Matz han puesto en marcha y que acaba de estrenar fábrica en Hernani. “Big Ben” Rozzi y Kevin Patricio vinieron al País Vasco desde el otro lado del océano (Kevin es de Baltimore, Ben de San Diego) atraídos por la gastronomía de San Sebastián y su densidad de Estrellas Michelin por habitante, además de por amor (ambos están casados con mujeres donostiarras) y porque en “Basqueland” se podía practicar el surf, una actividad irrenunciable para ellos y que pudieron seguir practicando en la famosa playa de Mundaka, en Vizcaya.

La espuma de las olas y la de las copas de cerveza condujeron a estos dos amigos a acordarse del tercero, “surfer” Ben Matz, un maestro cervecero de San Diego y loco del surf que lleva elaborando cervezas desde edades aún ilegales en Estados Unidos. Rozzi, amigo suyo desde la infancia, recuerda cómo Matz empezó a trabajar con apenas 17 años en Pizza Port, un conocido local (ahora con varias sucursales en la región) de pizza y fabricación de cerveza propia en el norte de San Diego. Matz, un rubio tostado por el sol de la playa, es un loco de la cerveza (además de un excelente maestro cervecero) y comenta Rozzi cómo nutría sus fiestas adolescentes con barriles que él mismo había elaborado.

Para poner en marcha el proyecto les hacía falta “surfer” Ben, entonces en la costa californiana, pero supieron atraerlo hablándole de la gastronomía y, claro, de las olas de Mundaka para seguir practicando su deporte favorito. Dicho y hecho, Matz vino también a España y los tres amigos se unieron para crear cervezas con una personalidad muy diferente a lo que se estaba haciendo hasta ahora entre los cerveceros artesanos: “queremos hacer cervezas con presencia de lúpulo y su típico sabor cítrico, y que se beban bien, que no sean pesadas, similares a las que conocimos y bebíamos en San Diego y muy ligadas a la gastronomía de aquí”, comenta Rozzi, quien ahora compatibiliza su trabajo en Basqueland con la comercialización de vinos y que, gracias a su labor, conoce a grandes restauradores españoles que no han dudado en probar sus cervezas: Arzak, Argiñano y algunos de los mejores bares de San Sebastián se han rendido a su espuma.

 

Lúpulo y sabor

 

[Img #10372]Basqueland Brewing Project se puso en marcha en 2014 y ya produce 150.000 botellas de sus cinco referencias principales, a las que se suman ediciones limitadas donde Ben Matz da rienda suelta a su creatividad: la primera es Captain Norbert Kölsch, una cerveza suave, ligera y floral. Le sigue Aupa Pale Ale, aromática y cítrica gracias a la presencia de lúpulo añadido tras la fermentación; Arraun Amber Ale, fresca, frutal y con cuerpo, intensa y muy apetecible, y la estrella de la casa, Imparable Indian Pale Ale, su buque insignia, redonda, completa, fresca y muy equilibrada, casi adictiva. Tienen también una versión stout, cerveza negra con notas ligeramente dulzonas y de café, llamada Begi Haundi Outmeal. Entre sus novedades cerveceras se cuenta Coastal Eddie, una IPA negra opulenta y con notas de especias dulces y chocolate, y Alvin Stout Imperial, infusionada con café recién tostado, una cerveza casi de postre.

 

En el diseño de algunas de sus etiquetas ha participado el artista surfero y amigo de la panda “Basqueland” Andy Davis, que no ha dudado en incluir guiños al deporte del mar que une a los tres amigos.

 

Sus cervezas ya se pueden encontrar en su web, en bares de San Sebastián y algunos chefs internacionales, como José Andrés, cuentan con algunas de sus referencias en sus cartas. Rozzi confía en el auge de las cervezas artesanas en España y cree que es un mercado por explorar, y destaca también la pasión que han causado sus botellas en el público británico, adonde exportan desde el comienzo del proyecto. Las puertas de su fábrica, en el Polígono Akarregi de Hernani, están abiertas para los visitantes, que pueden conocer de cerca la fabricación de sus cervezas y degustarlas, y que pronto tendrá también una barra donde combinarlas con tapas y pintxos.

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress