Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email

La barra de La Malaje, un 'balcón' con vistas al sur

Autor: Aires News Comunicación
Viernes, 10 de junio de 2016

• En tan solo unos meses, el restaurante La Malaje se ha hecho un hueco en la restauración madrileña gracias al buen hacer de su chef, Manu Urbano en la cocina, y de sus socios, Álex Gray y el televisivo Aarón Guerrero como jefe de sala

• Pero además de en el comedor, el sabor del sur se puede disfrutar un poco más ‘a la andaluza’, tapeando desde su barra non stop, con una cervecita o un buen vino, versiones reducidas de las opciones de sala y también platos exclusivos que no dejan de sorprender y que nos llevan ‘de feria en feria’

Andalucía tiene muchas cosas buenas, entre otras esas ferias que tanto nos gustan en Madrid, por eso hay que aprovechar que ha llegado al centro de la Península la alegría, el jolgorio y el picoteo del sur para disfrutarlo en un ambiente un poco más fresquito y cualquier día sin necesidad de vestirse de faralaes o demostrar destreza flamenca… Porque no, en La Malaje (Relatores, 20. Madrid. Tel. 91 081 30 31. www.lamalaje.es) no hay examen de sevillanas, pero sí muy buena comida con aires andalusíes y un ambiente estupendo para ir con los amigos a tapear. Y es que aquí, cuando se quiere algo más formal, se puede pasar al salón, y para cuando apetece algo más liviano, la barra, donde se recibe con unas ricas patatas aliñadas y se puede elegir entre algunas de las opciones de la carta del restaurante -tal cual o en medias raciones- para compartir y probar de cada una: el Jamón de bellota de Los Pedroches, la jugosísima Tortilla ‘La Malaje’, las Navajas de Huelva en escabeche, el Tomate ‘aliñao’ o su ya famosa Ensaladilla de Mamá Fina no podían faltar.

 

Y entre las propuestas exclusivas de ‘Picotaje’ para este acogedor rincón donde la cocina no descansa y en el que se puede estar tanto de pie como sentado en mesas altas o bajas, encontramos platos en la línea de Boquerones en vinagre, Pipirrana de camarones o de pulpo, Foie a baja temperatura, Croquetas de choco, Tosta de sardina en escabeche, Espeto de langostinos con mojo de avellana y menta, Salpicón de lengua de vaca, Bravas ‘La Malaje, Matrimonio en tosta, Berenjenas con miel o Boquerones fritos. Elaboraciones rápidas e informales con el toque especial del chef Manu Urbano que gustan a todo el mundo… pero son solo una muestra que cambia frecuentemente, así que es más que recomendable ir de vez en cuando a probar las novedades. Para pasar mejor todos estos bocados, una selección muy cuidada de vinos por copas, como el Pale Cream de Bodegas Luque, el S’Naranja con D.O. Condado de Huelva o el amontillado El Abuelo con 70 años de solera en barrica de 1880. Más de 20 referencias entre vinos de aperitivo, dulces, generosos y espumosos, todos ellos andaluces.

 

La Malaje destaca precisamente por esta cocina cercana que apetece en cualquier momento con sabores auténticos y elaborados con maestría por su experto chef. Por supuesto, para recrearse en ella, también se puede comer en sala, con vistas a un precioso patio que recuerda a las típicas corralas andaluzas, y disfrutando desde la llegada del rebujito de bienvenida, hecho con Fino Los Luques Imperial. En el local tienen un espacio dedicado a la venta de aceite de oliva virgen extra, ingrediente venerado en esta casa, y que tiene un papel especial en casi todos los platos e incluso en el pan.

 

El precio medio en barra, desde donde se puede contemplar la cocina abierta, es de unos 15 € y en sala de 35. Tienen un menú degustación de siete pasos por 40 € con lo mejor que da el mercado a diario y también disponen de menús diseñados para celebraciones o reuniones de grupos a partir de 25 €. La Malaje (www.lamalaje.es) tiene capacidad para 40 personas de pie y 10 taburetes en la zona de barra además de mesas altas, bajas y barriles; y 33 personas en sala. Para facilitar el acceso, la primera hora del parking situado en el número 11 de la misma calle Relatores, corre a cuenta del restaurante, siempre con reserva previa. El horario del restaurante es de 13:00 a 23:30 horas ininterrumpidamente de martes a sábado, los domingos solo a mediodía, de 13:00 a 16:00 horas y los lunes, como dicen en su web… ¡a descansar, quillo!

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
javier
Fecha: Viernes, 17 de junio de 2016 a las 19:58
Muy bonito restaurante intentaré ir www.aceitecsb ****

Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress