Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Enviar por email
Comer, beber, amar

Cuéntame mucho

Autor: Mayte Lapresta
Lunes, 1 de agosto de 2016

La explosión mediática del mundo gastronómico ha llevado implícito mucho bueno y mucho más mediocre.

A la redacción nos llegan multitud de nuevas propuestas a modo de comunicados de prensa, productos, libros o invitaciones a eventos. En general casi todo es más de lo mismo y la saturación provoca cierta desidia. Y las equivocaciones en el terreno literario me resultan difíciles de encajar.

 

En ocasiones te sorprenden con algo realmente excepcional como los libros cuidados de la editorial Montagud, ilustrados con impecables fotografías como las de nuestro cámara Álvaro Fernández Prieto, y otras te decepcionan como Mésame mucho de la alegre Marta Simonet. No es que esperara que me abriera la puerta a otras dimensiones pero 146 páginas de papel más cubiertas plastificadas deberían dar para más que divagaciones adolescentes, picardías de blog facilón y escasas recetas de igualmente escaso interés.

 

Podríamos decir que lo mismo ocurre en el terreno periodístico, tanto on como off line, donde se percibe de manera clara la falta de recursos y el exceso de agencias, un problema que se traduce en pura réplica de notas de prensa, decenas de páginas que esconden campañas publicitarias a través de textos informativos y reportajes de sillón, es decir, hechos a golpe de ratón y Wikipedia sin salir de casa, sin probar la cocina, sin charlar con el bodeguero, sin conocer para contar.  La esencia de la comunicación está en la experiencia personal, cercana, profunda de aquello que queremos narrarles. Verles actuar e interactuar, diseccionar su trabajo, entender sus razones. Hay que escuchar mucho, observar en silencio, camuflarse entre el equipo, sentarse con la gente para ser uno más y escribir con veracidad, sentido común, humildad y, si es posible, un poco de gracia literaria. Así se hacen las cosas. Esperamos estar cumpliendo con nuestro deber y que ustedes lo perciban. Y que la lectura de este número especial de verano les pille en chanclas y la disfruten con una sonrisa en la boca y una copa de buen vino –fresquito- en la mano. Feliz  y merecido descanso.

 

 

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Noelia
Fecha: Martes, 2 de agosto de 2016 a las 15:08
Buenas tardes, Me gustaría conocer los puntos de venta de la revista "Sobremesa" en Bilbao para poder hacerme con un ejemplar. Muchas gracias, Noelia Díaz de Cerio

Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress