Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
En pleno Penedès

Mastinell, bodega y hotel para experimentar el cava

Autor: Teresa Álvarez. Imágenes: Arcadio Shelk
Viernes, 20 de enero de 2017

Con una reconocible y singular silueta que simula el reposo de las botellas de cava en rima, este hotel de lujo en medio del viñedo del Penedès está construido y gestionado para disfrutar del enoturismo al máximo.

En el viñedo que arropa la vitícola localidad catalana de Vilafranca del Penedès se alza una singular construcción con un toque Gaudí y un entorno privilegiado.  El hotel Mastinell es sin duda un cinco estrellas diferente, absolutamente vinculado a la enología e integrado dentro de la bodega de cava (hoy también vino tranquilo) que la familia Valderrama adquirió hace 20 años a la multinacional Rémy Cointreau.

 

Sus ventanales circulares llenos de burbujas permiten divisar las interminables hileras de viñedo, contemplar las tareas de poda o recogida de uva. La proximidad con bodega, comunicada de manera subterránea con el hotel, crea una relación estrecha entre los procesos de elaboración tradicionales de Mastinell y el huésped. Su sala de catas permite disfrutar de los vinos de manera didáctica y divertida; y su restaurante gourmet realiza maridajes o busca las mejores armonías para que la experiencia vinícola sea lo más completa posible.

 

Ctra. Vilafranca a Sant Martí Sarroca, km. 0,5. Vilafranca del Penedès, Barcelona. Tel.: 931 156 132.

 



[Img #11840]La bodega

 

Alan Yavel, enólogo de Mastinell, muestra con orgullo la bella mezcla de procesos tecnológicos innovadores con el uso de maquinaria tradicional. “Este año hemos incorporado grandes cambios como la recogida de la uva en cajas muy pequeñas de tan solo 12 kg, la refrigeración inmediata del racimo, el prensado con gas inerte para preservar los aromas…”. Por el contrario, la bodega conserva el volteado de las botellas semi-manual.

 


 

Los vinos

 

Viticultura y elaboración ecológica, viñedo propio, respeto por el terroir y, sobre todo, larguísimas crianzas, son las bases sobre las que se asienta la filosofía de producción de Mastinell. Hablamos de tiempos mínimos de crianza de 15 meses para el Brut Rosé, que salta a los 36 del Brut Real y alcanza los 60 para Cristina Gran Reserva y Nature Real Gran Reserva.  En tranquilos, el tinto Arte, el monovarietal de Xare·lo Gisele  y dos jóvenes, Chardonnay y Alba.

 


 

[Img #11839]Singular construcción

 

El hotel, de inspiración modernista, tiene el vino como motivo principal, que se percibe desde su singular cubierta, realizada con la técnica del trencadís (mosaico cerámico), rindiendo homenaje a Gaudí y emulando la figura de botellas en rima, tanto en sus sinuosas formas como en sus colores. Vuelve el vino en los nombres de cada habitación, dedicados a las uvas que se cultivan en la zona.

 


 

El lado culinario

 

[Img #11836]Tradición catalana

 

La propuesta culinaria no se ciñe al restaurante de hotel al uso, sino que se abre al comensal no hospedado con un servicio completo de menú al mediodía y noches más gourmet. Con el nombre de En Rima, los fogones de este espacio gastronómico rinden honores a la cocina catalana tradicional, con buena materia prima local e hincapié en los productos de temporada. Cocina vista y buen asesoramiento del sumiller completan la experiencia.

 

 

[Img #11838]Al son de Carlos Gasso

 

La apuesta de En Rima ha sido potente y entre sus cazuelas orquesta Carlos Gasso, que vuelve a su tierra (nacido en Vilanova en 1975) tras lidiar en cocinas como el grandísimo L’Avi Pau, Le Meridien Ra o el exigente hotel Alfonso XIII de Sevilla. El huésped tendrá como valor añadido poder degustar sus desayunos a la carta, donde deslumbran sus embutidos locales y sus mermeladas. Algunos de sus vicios confesables: incorporar el vino en algunas elaboraciones y mantener el toque afrancesado de su cocina, algo que se advierte de inmediato en sus salsas.

 


 

 

 

Diseño rompedor

 

Once lujosas habitaciones y una suite presidencial de singular diseño conforman la propuesta. En cada una, la cava de vinos con una botella de obsequio.

 

Vino en la piel

 

La oferta enoturística se complementa con diferentes tratamientos como masajes con los aceites esenciales de la vid o baños de cava.  Tras el descanso, un paseo a caballo, un recorrido en bici o en segway.

 

Autosostenible

 

En busca del menor impacto ambiental y la integración en el paisaje, el hotel cuenta con placas solares, reutilización pluvial, caldera de biomasa…

 

 

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress