Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Enviar por email
Comer, beber, amar

Islas gourmet

Autor: Mayte Lapresta
Sábado, 2 de septiembre de 2017
Noticia clasificada en: Gastronomia canaria

Hace muchos años que frecuento de forma compulsiva las llamadas Islas Afortunadas. Y tiempo por tanto que disfruto de su benigno clima, sus paisajes únicos, sus viñedos prefiloxéricos, sus papas arrugás y sus playas volcánicas.

He viajado, escrito, fotografiado, comentado cada rincón del archipiélago canario y cada detalle de su idiosincrasia gastronómica. He compartido inquietudes en la búsqueda del codiciado turismo de calidad, temores ante la crisis, luchas por crear puentes de comunicación reales con la península –tan cerca pero tan lejos–, obsesión por reivindicar el producto propio y gusto por importar y disfrutar lo ajeno.

 

Por eso, cada victoria de Canarias la siento como propia. Adoro las islas, sus gentes de carácter amable, sus pescados frescos y sus mil mojos. Se han vivido tiempos inciertos, pero como a la calima, un poco de viento fresco los ha despejado. Ahora que la ocupación hotelera roza el cien por cien todo el año, que la industria turística alcanza cotas máximas y la bonanza permite un merecido respiro; políticos y empresarios emprenden el camino de la calidad, del mundo gourmet como motor de una nueva forma de viajar y gastar. Y Canarias tiene todos los ingredientes para conseguirlo: chefs de primera línea, materias primas fabulosas, alta representación de cocina internacional consolidada, culinaria popular arraigada… Ahora, los grandes hoteles tienen que abrir los fogones a cazuelas de mayor relieve mientras las ciudades y pueblos ofrecen restauración de nivel para ese visitante que huye del todo incluido y desea sumergirse de verdad en la realidad de una tierra … comiéndosela.

 

Y mientras consolidan el camino gourmet, Tenerife se convierte en sede de la entrega de estrellas Michelin de este año, Gastrocanarias se afianza como gran encuentro agroalimentario de primera línea y las malvasías de Lanzarote se alzan con sucesivos reconocimientos internacionales. Un nuevo camino que va tomando forma y que afianza el futuro de unas islas a las que los dioses ya le han otorgado el resto de las bondades.

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress