Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Enviar por email

PESADILLA ANTES DE NAVIDAD, EN NAVIDAD, DESPUÉS Y SIEMPRE…

Autor: Sir Camara
Lunes, 11 de diciembre de 2017

Aunque este año vamos a mojar los polvorones en salmorejo por exigencias climáticas, lo cierto es que, aunque llueva, lo hace mal: tarde y a lo bestia. Esto me recordó el otro día las penosas provisiones de agua para consumo humano que tienen en la ciudad de Vigo y, al tiempo, me llegaron noticias de unos exquisitos maridajes con agua. Y mientras esto ocurre, seguimos esperando los guisos de cuchara que nos llevan a los cálidos gases de efecto invernadero, ya saben, las cosas del meteorismo, que a los que no podemos poner la calefacción nos caldean el ambiente.

Sí, lo sé; se podían decir más idioteces en menos líneas, pero se me ha ido la mano entusiasmado con la idea de pasar un agradable rato con ustedes viéndolas venir. Las fiestas, digo,  y sus consecuencias a lo largo del año.

 

Así es. Parece imprescindible tener criterios y argumentos para opinar, para hablar de todo, de oídas y traído por los pelos. Hace unos días, nuevamente, un listillo perimetral pretendía decirme cómo tenía que hacer mi trabajo tras cuarenta y tres años en ello. Bueno, en general, el trabajo de los que curramos con la información y la opinión, sea esta de la índole que sea, lo sabe hacer cualquiera. En la historia de la televisión española hemos visto odontólogos presentando programas, cantantes, ingenieros, psicólogos y hasta pianistas, presentando desde la información meteorológica a los ecos de sociedad y algunos atrevimientos más.

 

Sin embargo, a un médico, a un abogado, a un físico, a un paleontólogo… nadie se atreve a darle directrices cachonditas para optimizar sus esfuerzos profesionales. Bueno, pues a  esa sufrida relación de profesiones invadidas, se suma ahora, bueno, se sumaron hace tiempo, los cretinos que lo saben todo de vinos y gastronomía. La revista Sobremesa me parece el altar adecuado para poner la cuestión a la vista de todos y que sirva para el análisis (morfológico y sintáctico) y la meditación.

 

Ahora, ya hablando en serio, ¿se han dado cuenta de que el escenario de moda para decir idioteces es un mantel o una copa?  Y eso sí que es la pesadilla antes de Navidad. Durante las fiestas, -mira que se dicen bobadas en las fiestas, con o sin cuñados- después y el resto del año hay temas para el asombro. Hay bobadas estacionales que subliman lo último pillado al vuelo, ya sea un vino sin protección de origen y en cata ciega o un producto en promoción, como “esa especie”, especie de mendrugo que es la cúrcuma para algunos retrasados que lo acaban de descubrir, verídico, y se lo echan hasta en el Colacao.

 

Y esta es la realidad que tenemos delante “nuestro”, que dicen ahora. Con lo que nos cuesta mantener el Instituto Cervantes…

 

Era previsible que pasara. Estaba tardando ya, porque el español, antes de hablar de todo, incluso de lo que no sabe, un rasgo que nos hace pintorescos, fue crítico cinematográfico con cuatro muletillas, voz impostada y verbo cálido y remolón, como intentando maquillar la memez.

 

Cuantas veces se ha dicho que una peli es lenta, que parece teatro, que le sobra media hora, que es mala, pero pasar el rato vale… Le falta acción y le sobran efectos… El cine, la gran pantalla, se ha hermanado involuntariamente con la gastronomía y los vinos. El terreno está abonado y en las próximas y entrañables fechas, después, y después y más adelante, seguiremos, unos oyendo y otros escuchando lo que aquí se ha expuesto. “Disfriten”, que es freír lo dicho para obtener un “toque crunchi”, no coman porquerías y mis mejores deseos para los próximos siglos. Hay que ser ambiciosos.

 

Pues eso…

 

 

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress