Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Otro mundo

Sídney, cuando el multiculturalismo se sirve emplatado

Autor: Óscar Checa Algarra. imágenes: Óscar Checa y Archivo
Viernes, 15 de diciembre de 2017

La mezcla de tradiciones llegadas desde todos los rincones del planeta define a Sídney desde el punto de vista gastronómico. Hoy los barrios de Chippendale y Surry Hills marcan esa ecléctica pauta culinaria.

Hasta bien entrada la mañana las calles de Sídney permanecen más tranquilas de lo que se esperaría de la mayor ciudad de Australia. Pero al llegar a Circular Quay la cosa cambia porque es la zona del puerto desde donde salen los ferries que atraviesan la bahía: aquí siempre hay ajetreo. En los inconfundibles transbordadores verdes y amarillos se mezclan los trabajadores locales con la gente que está de vacaciones, aunque en los que llevan a Manly suele haber más de éstos últimos. En poco más de 20 minutos, el barco se planta en Manly Beach, una de las playas más populares de la ciudad, de la que los lugareños dicen que “está a solo siete millas de Sídney y a un millón de millas de las preocupaciones”, algo que ratifican quienes toman el sol en su kilómetro y medio de arena dorada, los que nadan en el agua color turquesa y, sobre todo, los surfistas que cabalgan sus perfectas olas. Ocurre lo mismo en Bondi Beach, la playa por excelencia de los surferos, situada i[Img #13486]ncluso más cerca del centro, pero igualmente en un entorno donde los rascacielos y el asfalto son un mero recuerdo en la memoria. El ritual en este lugar pasa por recorrer el sendero litoral que lleva hasta otra playa, la de Tamarama, o darse un baño en la piscina de agua marina del Bondi Icebergs Club.

 

Lo natural y lo saludable están muy presentes en las nuevas propuestas gastronómicas de la ciudad. Chefs del todo el mundo se han ido instalando en Sídney atraídos por la riqueza cultural, la mezcla y la posibilidad de explorar nuevos caminos con ingredientes tan particulares como los yabbies (una especie de cangrejos de agua dulce) o la carne de cocodrilo, emú o canguro (sí, también se comen). Son productos propios de la cultura aborigen, los antiguos habitantes indígenas de Australia. La gastronomía de estos pueblos fue desterrada al mismo ritmo que los colonos acababan con ellos, y hoy se intenta recuperar. Es la llamada bushfood o bush tucker, un tipo de cocina que no hace ascos a nada de lo que la naturaleza puede ofrecer: frutas, tubérculos, especias, canguro, emú o insectos.

 

Más o menos insólita, el caso es que la materia prima es excelente. Además, los nuevos restaurantes procuran tener un contacto directo con los productores y apuestan por el uso de alimentos ecológicos y de kilómetro cero. Después, en la cocina, hay dos tendencias: por un lado, la de mantener los sabores más puros posibles y, por otro, la de incorporar los ingredientes locales en las preparaciones procedentes de otras tradiciones culinarias. Entre ellas, la asiática es una de las más arraigadas. Para constatarlo, basta con darse una vuelta por el Shayan Quarter, del Hotel Shangri-La; el China Doll, en el impresionante muelle de Woollomoollo, o el Spice [Img #13491]Alley, un callejón medio escondido en el renovado barrio de Chippendale, donde se suceden los restaurantes con propuestas de cocina thai, malasia, cantonesa, japonesa, vietnamita o de Singapur.

 

Chippendale, con sus edificios industriales recuperados, se ha convertido en uno de los rincones de los amantes del arte y de la buena comida. El otro es, sin duda, Surry Hills. En sus calles de casas bajas y cuestas pronunciadas hay un ambiente que conjuga lo atrevido con lo comedido, lo elegante con lo desaliñado. Está repleto de pubs, boutiques, galerías de arte, panaderías (todo un símbolo), restaurantes y cafés (es el barrio de cafeterías por excelencia). Tampoco faltan enotecas y bares de vinos (como Wyno), pues no olvidemos que estamos en un país con más de 60 regiones vinícolas, que siente auténtico respeto y pasión por el vino y cuyas elaboraciones gozan cada vez de mayor reputación.

 

 

 

 

Agenda

 

Para comer bien

 

[Img #13485]Automata

5, Kesington St.

 

Clayton Wells, uno de los cocineros más prestigiosos de Australia, está al frente de este restaurante abierto recientemente en uno de los nuevos barrios de moda, Chippendale. Wells, que ha pasado por las cocinas de Quay, Tetsuya’s o NOMA, propone aquí platos de inspiración australiana, pero en los que también se deja ver su experiencia viajera, elaborados con ingredientes originales, trabajados de una manera contemporánea, franca y sin excesos. Sala amplia, de estilo industrial y minimalista, donde la mayoría de las mesas son compartidas.

 

 

[Img #13487]Kensington Street Social

3, Kensington St.

 

Con un ambiente desenfadado, industrial, que rinde homenaje al pasado del barrio y del edificio que lo alberga (una antigua cervecería), este restaurante ubicado en el Old Clare Hotel se ha convertido en uno de los más frecuentados de la ciudad. Nada extraño si a la novedad le sumamos los precios asequibles y la atractiva cocina del chef inglés con estrella Michelin Jason Atherton. Menú para compartir (de base british y mediterránea) o a la carta (para descubrir los productos locales australianos).

 

 

[Img #13488]Nomad

16, Foster St.

 

Desde 2013 Nomad ofrece lo mejor de los vinos australianos, junto a una cocina moderna y divertida elaborada con los mejores productos locales procedentes de Nueva Gales del Sur y del resto de Australia. Lo encontraréis en el vibrante barrio de Surry Hills, ubicado en un antiguo almacén remodelado y transformado en un gran loft con cocina abierta y una estética informal pero estilosa. Además de vino, tienen otros productos estrella como los panes, la charcutería y el queso, todo elaborado por ellos mismos y siguiendo una filosofía basada en la sostenibilidad.

 

 

[Img #13490]Altitud Restaurant

176, Cumberland St. Shangri-La Hotel

 

Contemplar la bahía de Sídney desde un piso 36 con paredes de cristal es uno de los alicientes de este restaurante ubicado en el hotel Shangri-La. El otro, claro, es degustar las elaboraciones del chef portugués Ricardo Dias Ferreira, un apasionado por los productos frescos de temporada y de cercanía. Cocina australiana contemporánea con toques europeos.

 

 

Dónde dormir

 

[Img #13493]The Old Clare Hotel

1, Kensington St

 

Un nuevo hotel boutique y de diseño ubicado dentro de dos icónicos edificios del siglo XIX en el barrio de Chippendale. El estilo crudo e industrial de la arquitectura contrasta con sus elegantes 62 habitaciones, decoradas con una mezcla de estilo vintage y aires contemporáneos. Pásate por su divertido bar y no te pierdas la piscina climatizada de la azotea.

 

 

Fish and chips gourmet

 

Los fish and chips, o fish and chippery, como también se denominan aquí a estos restaurantes de comida rápida tan habituales en Reino Unido, pueden llegar a sorprender, pues a precios populares ofrecen unos platos más que aceptables. El pescado empanado y frito es de buena calidad y está bien hecho, nada grasiento, y junto a esta receta podemos encontrar buen marisco y carnes bien preparadas con acompañamientos originales. Fismongers, en Manly; Kiwi Style, en Mascot;  o Saint Peter, en Paddington, son algunos de ellos.

 

 

Café o té

 

A pesar de la influencia británica, la cultura del café está en Sídney casi más arraigada que la del té. En la playa, en el puerto o en cualquier rincón de la ciudad es muy fácil encontrar buen café. En Surry Hills destaca el Artificer Coffee Bar o el fabuloso Reuben Hills; cerca de Tamarama Beach radica el famoso Three Blue Ducks, y, en pleno centro, en la Strand Arcade, encontrarás Gumption. Muy cerca, en la Queen Victoria Gallery se puede saborear un buen té en The Palace Tea Room o en Cicchetti.

 

 

Cómo llegar

 

Qatar Airways ofrece vuelos diarios desde Madrid y Barcelona a Sídney, con escala en Doha. Esta compañía opera actualmente un total de 20 frecuencias semanales de ida y vuelta desde España hasta Sídney.

 

 

Información turística en Sydney.com

 

 

 

 


 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress