Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Deliciosa ciudad

Valencia Gastro: una ciudad para comérsela “a bocades”

Autor: Saúl Cepeda. Imágenes: Archivo
Martes, 23 de enero de 2018

Es “la otra” Ciudad de la Luz, con permiso de París, y parece que pasa por un momento realmente brillante. A sus infraestructuras para pasear, ver y disfrutar, se une una oferta gastronómica llena de tentaciones.

Es una de las grandes ciudades de Europa, algo que por su proximidad a Madrid a veces se nos olvida. Al margen de su relevancia histórica, incontestable hasta el descubrimiento de América y algo más discreta a partir de entonces, Valencia ha vive una evolución contemporánea que ha incrementado y mejorado sus infraestructuras hasta el punto de ser una referencia de habitabilidad, muy por encima de tantas urbes que se amontonan en los primeros puestos de la Lista Mercer. Y si para el habitante funciona, para el visitante también. A esta ciudad se llega por mar, tierra y aire en condiciones envidiables; su clima es amistoso, hay pluralidad de servicios y su gastronomía está hoy en estado de gracia. Asimismo, la naturaleza está cada vez más integrada en la ciudad, desde el acomodo sosegado con la parte que le corresponde de la hermosa Albufera hasta la sensacional reinvención del cauce seco del Turia para convertirlo en el mayor jardín urbano del país (con solo 30 hectáreas menos de extensión que el londinense Hyde Park), un cordón de vida que conecta puntos clave de Valencia como son La Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Palau de la Música o el excepcional zoológico abierto Biopark.

 


 

[Img #13707]Apetito urbano

 

El pulso de la gastronomía valenciana cada vez late con más fuerza. El chef Ricard Camarena es su marca con mayor proyección desde que se estableció en la ciudad. Ahora, el traslado de su restaurante insignia al fabuloso edificio del Bombas Gens Centre D’Art afianza más si cabe su emporio, que alcanza, además de Valencia, Madrid y Ciudad de México. Asimismo, destaca el macroentorno hostelero concebido por Grupo La Sucursal en el complejo Veles e Vent, del Muelle de la Aduana, en plena Marina de Valencia; en un aprovechamiento prodigioso del legado de la Copa América para conciliar hasta cinco restaurantes, un club de playa, salones de eventos y una escuela de hostelería, en una ubicación extraordinaria. El impulso institucional es patente: en la ciudad se promueven campañas de consumo sostenible de alimentos de la huerta valenciana y se fomentan los espacios de encuentro gastronómico como el Mercado de Colón. También cuenta con feria de gastronomía, Gastrónoma, que celebrará en 2018 su cuarta edición.

 


 

 

[Img #13712]Sucede

Carrer de l’Almirall, 14. Tel.: 963 155 287.

 

Reconocido recientemente con su primera estrella de la Guía Michelin, el restaurante cuya cocina dirige el chef catalán Miguel Ángel Mayor forma parte del antiguo Palacio del Marqués de Caro, hoy un hotel de lujo. Vanguardias culinarias que buscan su inspiración en un viaje por la historia alimentaria remota de la zona. Menús degustación 70/90€ (antes de la estrella).

 


 

 

[Img #13710]Mateu

Carrer de Vicent Baldoví, 17. Tel.: 961 620 270.

 

Ubicado en El Palmar, este restaurante con medio siglo de historia ofrece una grata inmersión en la cocina tradicional de la zona: paellas de precisión, all-i-pebre (el delicioso guiso de ajo, pimentón y anguila), fideuàs, esgarrat… La parada idónea para almorzar antes de subir a bordo una lancha en los muelles cercanos para recorrer la exuberante Albufera. P.M.:25€.

 


 

 

[Img #13708]Casa Montaña

José Benlliure, 69. Tel.: 963 672 314.

 

Establecido en 1836, se trata de uno de los establecimientos con más arraigo de la ciudad, enclavado en el característico barrio de Canyamelar, hoy a cargo de Emiliano García Domene y de su hijo, Alejandro. Despachan con simpatía raciones y tapas serias, sin artificios, de alma tradicional y carácter renovado. Gran devoción por la cultura del vino. Una apuesta segura. PM: 25€.  

 



 

 

 

Miscelánea

 

[Img #13709]Lugares seguros

 

Los casi 7.000 m2 del Mercat Central –el alma de la alimentación valenciana– son una visita imprescindible por su autenticidad y vigor. La horchata es un must: por ejemplo la de Santa Catalina, comercio bicentenario. Ojo a las cervezas artesanas de la ciudad, como las marcas de la cervecería underground Tyris on Tap o la del establecimiento eco Suc de Lluna

 

 

[Img #13711]Pasados presentes

 

Para detectives de la historia alimentaria de los pueblos, dos sugerencias: la profundización en los secretos de la Lonja de la Seda –donde se marcaban en Europa los precios de productos tan relevantes como las legumbres antes de la conquista de América– y el Tribunal de las Aguas de Valencia (cada jueves del año, salvo festivos, en la Plaza de la Virgen), uno de los escasos órganos consuetudinarios de resolución de conflictos, ajeno a la jurisdicción ordinaria.

 

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Kike
Fecha: Miércoles, 28 de febrero de 2018 a las 22:41
"Es una de las grandes ciudades de Europa, algo que por su proximidad a Madrid a veces se nos olvida" ¿? ¿Me puede explicar alguien que demonios quiere decir el autor del artículo con semejante frase?. ¿proximidad a Madrid?, ¿Por qué no a Barcelona, a Alicante...yo que sé?, ¿Qué pinta Madrid para describir a Valencia?... en fin...

Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress