Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
De las Tierras Altas

The Dalmore, el whisky que cuenta una historia de valentía

Autor: Raquel Pardo
Viernes, 9 de febrero de 2018

El Master Blender de The Dalmore, Richard Paterson, uno de los personajes más emblemáticos del universo del whisky, visitó España para mostrar el espíritu de este whisky, perfilado por el clan de los Mackenzie.

[Img #13744]“La barrica es el rey”, parece recitar Richard Paterson, escocés de talento inagotable, enamorado del whisky desde los ocho años y dedicado por entero a elaborar algunos de los mejores scotch del mundo. Paterson confía en la madera como colofón de unos whiskies, los de The Dalmore, que también, claro tienen su carácter marcado por las Tierras Altas escocesas, donde nacen, y por unos alambiques redondos, gordos y grandes que retienen los componentes necesarios para dotar de personalidad al líquido que, después, reposará durante cuatro, cinco, doce o 18 años en las barricas que Paterson selecciona para cada uno de sus whiskies.

 

Roble blanco, sherry oak

 

La barrica de roble blanco americano de Ozark, Missouri, recorre un largo camino antes de llegar a su destino final en las Highlands: primero deberá envinarse con jerez, en las bodegas de González Byass, con alguno de sus generosos o dulces de px: Matusalem, Apóstoles, Amoroso…

 

Después, llega el momento de entregar el whisky a las barricas para que hagan su trabajo, y será Paterson, el maestro, el encargado de escoger cuáles formarán parte del ensamblaje final. En la proporción, en la memoria, en el equilibrio están las claves. Paterson sabe un poco de esto; hace poco más de un año celebró 50 en la profesión, y en sus estanterías lucen premios como el de Whisky Advocate a Toda una Vida.

 

Algo menos que una vida, unos cuantos años, permanecen los diferentes whiskies de The Dalmore en la serenidad de las bodegas, esperando el momento del embotellado.

 

[Img #13743]The Dalmore 12 años (44 € aprox.) pasa sus primeros años en barricas de bourbon y, después, la mitad de él se cría un mínimo de dos años en botas envinadas con oloroso de jerez Matusalem. El resultado es un whisky meloso, tostado, con notas de madera, chocolate blanco, almendra amarga, con cuerpo y elegancia.

 

The Dalmore 15 años (60 € aprox.) es el emblema de la casa, aquél que refleja el estilo y carácter de estos highlanders: tras una crianza en barricas que han contenido bourbon que se alarga hasta los doce años, un tercio del total pasa a botas de oloroso Amoroso, otro a botas que contuvieron Apóstoles y un último tercio envejece tres años mínimo en botas ex Matusalem. Es un whisky opulento y elegante, fino, floral, cítrico, que se desliza con una textura cremosa en la boca.

 

The Dalmore 18 años (100 € aprox.) transcurre 14 de ellos en barricas de bourbon y parte del líquido se destina después a botas de oloroso Matusalem, por un mínimo de cuatro años (ya que la legislación del whisky escocés exige que el whisky más joven de la mezcla que lo compone sea el que marque la edad y se indique en la botella). Con una graduación algo superior a la estándar (43% vol.) es muy potente, intenso y profundo, con toques dulzones, de chocolate negro y notas cremosas, tostadas, de bizcocho.

 

La estrella de la gama es King Alexander III (160€ aprox.), un whisky que rinde homenaje al rey cuya vida salvó en el siglo XIII el entonces jefe del clan de los McKenzie, Colin de Kintail. Es un líquido inusual, el único del mundo con un acabado en barricas que han contenido seis vinos distintos: oporto, marsala, madeira, oloroso y cabernet sauvignon, además de toneles que previamente contuvieron bourbon y que son la esencia del whisky escocés. Claro, el resultado es un whisky lleno de complejidad, de esos que enganchan durante largos minutos para encontrarle matices, con notas dulces, de toffee, de chocolate, de café… que en la boca es cremoso y muy intenso, sabroso, especiado, una copa perfecta para combinar con postres.

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
sARA
Fecha: Lunes, 26 de febrero de 2018 a las 15:51
Buenos días, Mi nombre es Sara y soy la nueva administrativa de Pazo Tizon. Y nos gustaría poder comprar la revista donde este aparece. Gracias, Atentamente Sara

Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress