Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Enviar por email
Los gustos y los caminos

La soledad del palco

Autor: César Serrano. Ilustración: Máximo Ribas
Domingo, 4 de marzo de 2018

Los palcos de la paloma se asoman a la pista de baile con toda la audacia y el misterio de lo prohibido.

Al 13 de la primera acude cada noche Agapito Ceñido Sanz de forma puntual. Al inicio del primer pase de la Orquesta Imperio, pide una botella de champagne con dos copas y le solicita, ya casi sin palabras, al barman de palcos que le prepare un Death in the Afternoon. Fueron tantas las noches las que compartió en aquel palco la intensidad del Death con Nurita Salas que el día que ésta decidió no acudir a la cita se prometió que siempre la esperaría, y lo hacía cada noche desde aquélla de un Martes de Carnaval, en la que Nurita se perdió, le dijeron, vestida de ratita presumida por las callejuelas del Raval con el clarinetista de la Imperio.

 

Desde esa noche de aquel día de Carnestoltes la espera, espera escuchar su voz sensual para después compartir un Death. Pero Nurita ya no desgrana canciones en La Paloma, tampoco está el susurrante sonido de aquel clarinetista, que, le dijeron, murió arroyado por un tranvía de los de la 29 en el Paralelo, donde hacía sonar su clarinete en un antro ya de tercera. “Tantas, tantas noches, Andreu, escuchando su voz, primero arropada por la orquesta y después aquí, a mi oído, haciendo que levantasen el vuelo todas las mariposas y que mi piel sintiera todo el frío que a veces traen los largos besos. No, no me diga, Andreu, que la olvide, si la olvido no podré sentir de nuevo su voz, ni el aleteo de las mariposas, y nunca volvería a sentir ese frío que traen los largos besos, tan parecido al frío que a veces siento cuando me bebo la última copa y siempre, siempre de su copa, en la que aún permanece el dibujo de sus labios tras el último trago, tras el último beso”.

 

La lámpara de araña de la sala, al igual que las luces que realzan la belleza de los estucos, se apaga. También el luminoso escenario acude a la oscuridad, hasta que una luz potente y precisa moldea la figura de una mujer hermosa.


Y ahí, en medio del desasosiego, la voz cálida y cadenciosa de Nurita Salas: “Sé que estás ahí y que me esperas. Espérame, amor mío, que si me perdí, de mí nunca te fuiste. Solo fue un viaje, amor, solo fue un viaje. Un viaje amargo, amor, que espero me perdones. Ya he regresado, amor, aquí contigo. Sabes que cuando termine esta canción acudiré a tu lado. Y te arroparé con besos todo el frío. Y te daré mil gracias por no haberme enterrado en el olvido. Ya voy contigo, amor, ya voy contigo. Solo fue un viaje, amor, solo fue un viaje. Siente conmigo, amor, el vuelo de las mariposa…”.

 

“Andreu, tráigame otra botella y prepárenos otro Death. Quédese conmigo a escuchar la canción que, seguro, llegará en el segundo pase de la Imperio. Nada, Andreu, nada, me ha arropado tanto como su voz”.

 


 

 

 

Death in the Afternoon

 

 

Ingredientes

 

  • Cava o champán seco, siempre muy frío, casi helado
  • Absenta de primerísima calidad

 

Elaboración

 

Vertemos unos 44 ml de absenta en una copa de cava y añadimos el espumante muy frío. Dejamos reposar hasta conseguir una opalescencia lechosa. Disfrutar lenta, muy lentamente, este trago hondo y poderoso que nos regaló Hemingway.

 

 

 

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress