Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Come Japón

Setsuko Yuuki, una multifacética sensei de la salud

Autor: Saúl Cepeda. Imágenes: Aurora Blanco
Martes, 22 de mayo de 2018

Setsuko ejerce como productora de espacios televisivos, especialista en nutrición, hostelera (copromotora del éxito del celebrado Mibu), organizadora de eventos culinarios, embajadora de productos japoneses, crítica gastronómica…

“Los japoneses no hemos tenido siempre tan claro que nuestra dieta era tan buena para la salud. De hecho, han sido estudios extranjeros los que han revelado la mayor parte de sus beneficios. Aun así, venga de donde venga la información sobre buenas prácticas alimentarias, lo importante es que esta pueda llegar a todos los lugares del planeta”, dice Setsuko, que ha recorrido el mundo como divulgadora de la alimentación de su país.

 

Acudimos a esta mujer atemporal en su calidad de coordinadora de alimentación del Hattori Nutrition College, institución formativa fundada y presidida por el célebre nutricionista Yukio Hattori. Desde sus inicios, la famosa escuela de cocina ha orientado sus energías hacia la alimentación saludable y el desarrollo de técnicas culinarias “amistosas” con el cuerpo humano.

 

En los últimos años, Yuuki sensei ha difundido con profusión el concepto de “dieta zen” –que se corresponde con los principios filosóficos del pensador japonés Yukikazu Sakurazawa y no con connotaciones budistas–. En ella se refleja el conjunto de alimentos idóneos para alcanzar la verdad interior a través de la meditación. “Quienes practicaban este tipo de meditación hace cientos de años consumían una dieta baja en proteínas de origen animal y rica en cereales integrales y alimentos macrobióticos. Hoy, gracias a varios estudios, sabemos que muchos de los elementos que entonces integraban su alimentación cotidiana son excelentes para el equilibrio de los órganos del cuerpo humano”, señala la especialista.

 


 

[Img #14228]Dieta interior

 

“La dieta japonesa está relacionada con la baja tasa de obesidad del país y con una elevada longevidad de sus habitantes. El consumo de pescado es importante, pero parte de la clave está en los alimentos que mejoran la microbiótica intestinal. Pronto verá la luz una investigación sobre la inmensa importancia de la flora intestinal para la salud y cómo nuestra dieta favorece su funcionamiento”, explica Yuuki.

 


 

La cocina del otro

 

En opinión de Setsuko Yuuki “en Occidente, la cultura alimentaria ha estado influida por la tradición, el poder y la religión. En Asia, a estos condicionantes hay que añadir un elemento filosófico muy persistente. En Japón, un vaso de agua puede ser una cocina: esa sencillez tiene una gran profundidad conceptual. La globalización culinaria implica introducir en nuestras cocinas la forma de pensar y los sentimientos del otro”.

 


 

[Img #14227]Baño de sake

 

“El sake es excelente no solo para beber, sino para emplearlo como cosmético por su contenido en ácido kójico (que es despigmentante) y en pitera (que activa la producción de colágeno). Asimismo, ayuda a mejorar la circulación de las capas más superficiales de la piel. Basta con añadir unas cuantas tazas de sake al agua del baño”, sugiere Setsuko, que también expresa las bondades de sumergir el cuerpo en té verde.

 



 

 

 

 

 

Superalimentos orientales

 

[Img #14229]Kombu fashion

 

Setsuko Yuuki destaca los beneficios del alga kombu para mantener el equilibrio fisiológico del cuerpo. Además, alaba su versatilidad, pues tan pronto puede ser empleada como ingrediente para la elaboración de otros productos como el seitán o el dashi, o bien consumirse fresca, deshidratada o encurtida. “Es rica en ácido glutámico (que nos da el sabor básico del umami), tiene alto contenido en yodo y es fuente de fibra alimentaria”, nos indica.

 

 

[Img #14230]Sabores inexplorados

 

Las ciruelas umeboshi, ácidas y saladas; la dulce calabaza kabocha, rica en betacaroteno y vitaminas; el kinako o harina de soja amarilla tostada, baja en hidratos de carbono y rica en proteínas; el hongo maitake, al que algunas investigaciones otorgan propiedades anticancerígenas; o el natto, otro derivado de la soja –en este caso de su fermentación–, de fácil digestión. Son una breve lista de alimentos japoneses poco conocidos en Occidente con extraordinarias características nutricionales y saludables.

 

 

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress