Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Como Sirs y Ladies

Una vuelta por la campiña inglesa, el paisaje nobiliario

Autor: Francisco Po Egea
Viernes, 18 de enero de 2019

Recorremos la verdadera Downton Abbey y otros palacios campestres de la alta aristocracia inglesa, lugares de rancia estirpe, bucólicos y protocolarios, en un perímetro no más allá de 120 kilómetros del Big Ben.

Cientos de imponentes palacios pueblan la isla, desde los blancos acantilados de Dover hasta las Highlands escocesas: rudos castillos medievales, encantadoras residencias Tudor, solemnes mansiones neoclásicas y extravagancias victorianas. La historia de Gran Bretaña y su Imperio se recuerda en sus interiores entre bibliotecas de caoba, muebles estilo Chippendale, vajillas de oro y cuadros de Van Dyck, Rubens, Rembrandt o Reynolds. He aquí una selección de los más espléndidos.

 

Del tamaño y aspecto de una ciudad medieval, simbiosis de monasterio gótico y castillo normando, Knole es residencia de los Sackville, condes y duques de Dorset, desde 1603: sus fastuosas rentas solo fueron superadas por sus derroches; y sus matrimonios con ricas herederas, por sus aventuras mundanas. La escalera principal se adorna con una talla del leopardo emblema de la familia y un sensual desnudo de la bailarina Gianetta Bacelli, una de las conquistas del tercer duque. Otra fue María Antonieta mientras era embajador en París. Admirador de Reynolds y Gainsborough, la gracia dieciochesca de sus retratos contrasta con la severidad de otros personajes y el ambiente oscuro de la mansión, necesario para preservar sedas y brocados como en el dormitorio real con su baldaquín recubierto de hilo de oro.

 

[Img #15622]El castillo de Arundel –poderosos muros almenados, torreones y matacanes– parece un escenario para Camelot. La condición de católicos de sus dueños, los duques de Norfolk, les hizo vivir siempre peligrosamente. Enrique VIII desposó a dos sobrinas del tercer duque, Ana Bolena y Catalina. Ello no le impidió ejecutar al hermano de ambas. El mismo duque escapó del verdugo solo porque el rey murió horas antes de la sentencia. Al cuarto duque le cortaron la cabeza por su pretensión de casarse con María –reina de los escoceses– mientras que su heredero murió encerrado en la Torre de Londres por haber oficiado una misa en apoyo de la Armada Invencible. Excepcionales colecciones de porcelanas, plata, mobiliario y cuadros.

 

Wilton House, gran mansión Tudor del XVII, fue levantada por el cuarto conde de Pembroke. Por el claustro y salones se exhiben esculturas y bajorrelieves griegos y romanos, porcelanas Qing, relojes franceses y cuadros de Brueghel, Ribera, Rubens y Rembrandt. En sus salones, Single y Double Cube State Rooms, se rodaron las escenas de baile de "Sentido y Sensibilidad".

 

Una avenida de tres millas, bordeada de rododendros y azaleas, atraviesa el bosque de hayas y cedros tricentenarios que lleva hasta Longleat, casa de los prodigios. Gran palacio renacentista, cuenta con un safari park, casas de muñecas, barcos en el lago y el laberinto más largo del mundo. Excepto el gran vestíbulo Tudor, su interior es el resultado de las reformas del XIX en un espectacular estilo italianizante. Mármoles y alabastro, techos dorados, tapices flamencos, cortinajes de terciopelo carmesí, una gran colección de pintura holandesa y varios tizianos y tintorettos. La visita termina con los peculiares murales pintados por el actual marqués de Bath, un bohemio casado con una actriz húngara.

 

Victoriana y televisiva

 

[Img #15621]Entre colinas y un parque frondoso, el castillo de Highclere (Downton Abbey en la serie TV) es un edificio victoriano coronado por pináculos góticos. Su parecido con el Parlamento de Londres no es casual. Ambos son obra del mismo arquitecto. En su interior destaca la fantástica biblioteca de caoba y madera dorada. Es fácil evocar en ella las reuniones políticas de Disraeli con sus partidarios y ministros, uno de los cuales era el propio señor de la casa, conde de Carnarvon.

 

[Img #15619]Con más de un millón de visitantes al año, Blenheim es el palacio, no regio, más conocido de Gran Bretaña. Construido por el duque de Marlborough tras haber vencido al Rey Sol en el campo de batalla, el duque no tuvo empacho en intentar superar a Versalles. Su parque, trazado por el célebre Capability Brown, imita la naturaleza con sus paisajes sin límites aparentes en torno a un lago.  Los salones, a cual más espectacular, exhiben chimeneas de mármol, puertas de caoba, tapices de Bruselas con sangrientas batallas en paisajes pastorales, exquisitos muebles de marquetería y bronces, frescos y cuadros. Se conserva, asimismo, la habitación donde nació Winston Churchill, nieto del séptimo duque.

 

El paisaje que rodea a Broughton Castle (en la imagen de apertura), una mansión Tudor con murallas y foso, parece no haber cambiado desde que fue levantado hace seis siglos. Sus interiores fueron antes muy opulentos, pero el decimoquinto lord dilapidó la fortuna familiar y subastó desde los Tiziano, Velázquez y Van Dyck hasta los cisnes del foso. Broughton es un castillo familiar donde se vive, un lugar para jugar a esconderse detrás de las viejas armaduras y en los rincones secretos. En la cámara real durmió Jaime I y en la “sala sin oídos” se reunían los conspiradores contra Carlos I. El jardín es un bello ejemplo de arriate mixto con su profusión de plantas y flores.

 

[Img #15620]De la antigua abadía de Woburn solo quedan el nombre y la encina de la que fue colgado, en 1538, por traición al rey, el último abad. Instalada en un extenso parque donde pastan los ciervos, la residencia de los marqueses de Tavistock es un gran palacio palladiano de riquísimos interiores. Entre su veintena de salas accesibles destacan el dormitorio de la reina Victoria, el Salón de Estado, la Gran Galería y el comedor con dos docenas de vistas de Venecia encargadas a Canaletto.

 

[Img #15623]Wadesdon Manor es la más espléndida de todas las residencias de los Rothschild y la culminación de sus logros. Construida por el barón Ferdinand a finales del siglo XIX, es una fantasía renacentista revisada por el neobarroco francés. Una fusión del castillo de Chambord y la Opera de París. Su interior recrea la Francia del dieciocho, con antigüedades y colecciones: muebles, tapices y porcelanas que pertenecieron a personajes tales como María Antonieta, Beaumarchais y Richelieu. Es la única mansión deshabitada, pero la belleza y perfecto estado de su mobiliario y decoración la hacen esmerado final de nuestro recorrido palaciego.

 


 

 

Nobleza obliga

 

Fruto de su característica y afectada modestia, los británicos llaman country houses a las grandes mansiones y suntuosos palacios en el campo donde habita la nobleza. Pues condición indispensable para ser un aristócrata en Gran Bretaña es vivir entre sus verdes campiñas, no en la city. En sus interiores se exhiben tesoros de arte y riquezas inimaginables. Mientras unos se apasionaban por la caza del zorro inglés o del tigre de Bengala, otros recorrían Francia y el Mediterráneo coleccionando mármoles griegos, pinturas italianas y cueros repujados de Córdoba. Buena parte de estos soberbios palacios permanece todavía en manos de descendientes. Nadie quiere romper la tradición y la única alternativa para sobrellevar los enormes gastos de mantenimiento de estas casonas ha sido abrirlas al público, añadiendo otras fuentes de ingresos, desde tiendas de recuerdos y parques temáticos a festivales de música y teatro.

 

 


 

 

 

 

Agenda

 

Cómo llegar

 

Varios vuelos diarios desde las principales ciudades españolas a los aeropuertos londinenses. Desde Londres, en coche propio o de alquiler.

 

 

Dormir

 

Hoteles convencionales en las ciudades, posadas típicas al borde de las carreteras, familiares bed and breakfast o mansiones palaciegas transformadas en más o menos lujosos hoteles. Información en Internet y en las oficinas regionales de turismo.

 

 

Itinerario y visitas

 

Hemos elegido las mejores country houses situadas en un semicírculo de 120 kilómetros de radio desde Londres. Se hallan bien señalizadas desde las carreteras cercanas. Información, como llegar, tarifas y horarios en sus respectivas webs: Knole, Arundel Castle, Wilton House, Longleat, Highclere Castle, Blenheim, Broughton Castle, Woburn Abbey y Wadesdon Manor.

 

 

Más información en Visit Britain, página oficial de Turismo Británico en España

 

 

 

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress