Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Ayer en Madrid

El Salón de Vinos Radicales cumple su quinto aniversario

Autor: Raquel Pardo
Martes, 19 de febrero de 2019

Ayer se celebró en Madrid la quinta edición de un salón que apuesta por las pequeñas grandes bodegas, de producción no masiva y vinos singulares con mucha conexión con el terreno, consolidándose como una cita a la que acudir cada año.

La Sede de la COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid) volvió a ser el lugar de celebración de la quinta entrega del Salón de Vinos Radicales en la capital, un encuentro que ya se consolida como una jornada de cata de vinos singulares de bodegas de pequeño tamaño, donde probar vinos de más de una treintena de ellas y distintas regiones productoras.

 

[Img #15767]Con un público de perfil profesional (sumilleres, distribuidores, tiendas especializadas y periodistas, principalmente) que desfiló por las mesas a partir de las cuatro de la tarde, bodegueros y elaboradores mostraron novedades, proyectos y nuevas añadas. Entre los productores, bastantes fijos durante las cinco ediciones del Salón, como Alta Alella, Alemany i Corrió, Ánima Negra, Bodegas Antídoto, Más que Vinos, El Escocés Volante, Altolandón, Dominio do Bibei, Edetària o los vinos de Alfredo Arribas. Y entre las ausencias, por primera vez, la de Itsasmendi (DO Txakoli de Bizkaia) que no concurrió pese a estar en el cuadernillo de cata de esta edición. Entre las nuevas concurrencias, las de Abadía Da Cova, Alta Pavina o la de Las Calzadas, una pequeña bodega de Ribera del Júcar (en concreto, del municipio conquense de Pozoamargo) con interesantes tintos de bobal bajo la marca Tinácula.

 

Los que sí concurrieron fueron varios vinos del Sudoeste de Francia, en concreto, Clos Clapeire de Jurançon, Domaine Berthomieu de Madiran y Château du Cèdre de Cahors.

 

El Salón de Vinos Radicales celebra todos los años una cata comentada, y en esta ocasión los protagonistas fueron los vinos rosados. Con el título “Radicales en Rosa”, el actual Mejor Sumiller de España por la UAES (Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres), Jon Andoni Rementería, y el periodista y coorganizador del encuentro, Federico Oldenburg, comentaron la cata de siete rosados diferentes, contados por sus respectivos productores: Bozeto Rosado, de Exopto (Rioja), Alta Alella Tallareta, de xarel·lo vermell del Penedès; Pavina Pinot Noir (VT Castilla y León), Le Rosé de Antídoto (Ribera del Duero); Les Prunes de Celler del Roure, elaborado con mandó, autóctona valenciana muy poco conocida (Valencia); Abadía Da Cova Rosado de Caíño (Ribeira Sacra) y Ojo de Gallo, el clarete de tempranillo y albillo de Finca Torremilanos.

 

Tras la cata, se dio el tradicional premio “Radical del año”, que en esta edición ha ido a parar al formador y experto en vino Juancho Asenjo, en el que afirmó ser el primer premio que le otorgan en España, precisamente en un salón cuya primera edición criticó por no estar de acuerdo con el adjetivo de “radical” para el encuentro.

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress