Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
I edición en Madrid

Congreso de Vinos Tradicionales de Andalucía, brilla el sur

Autor: Raquel Pardo
Lunes, 8 de abril de 2019

El pasado miércoles concluyó la primera edición de un congreso que ha unido por primera vez a representantes de los cuatro consejos reguladores de vinos más relevantes de Andalucía, y ha colocado algunos de sus problemas en la mesa.

Aunque el I Congreso de Vinos Tradicionales de Andalucía celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid entre el 1 y 3 de abril ha tenido varios bloques de trabajo que han abarcado desde la historia hasta la innovación, han sido la agricultura y la enología las que han concentrado el mayor interés por la relevancia que el territorio está cobrando en el presente y futuro del sector.

 

“Durante mucho tiempo se ha olvidado la viña y se ha dependido de la bodega, pero si hay algo importante, es la viña, porque eso no es replicable en ningún otro sitio”, comentaba el enólogo Eduardo Ojeda en la primera mesa redonda del segundo día del congreso, centrada en los suelos y pagos andaluces. El director técnico del grupo Familia Martínez Bujanda, Lauren Rosillo, añadía también que en zonas como la Axarquía se prestan a una menor intervención e industrialización de la viticultura y los vinos, debido a las condiciones del territorio. El propietario de bodegas Luis Pérez, Willy Pérez, animaba a aprovechar toda la historia de los vinos jerezanos que se ha ido escribiendo desde Columela, una clasificación y zonificación ya escrita que debía volver a ponerse de relevancia. Pérez introdujo la idea de una nueva generación que rompe con la anterior y ya viene hablando de pagos y de suelos, de origen, desde que entra en la bodega a hacer prácticas.

 

[Img #15983]Sobre Montilla- Moriles, el enólogo José Ignacio Santiago comentaba que se ha sabido siempre, aunque no se haya clasificado como en Jerez, dónde estaban los mejores pagos para obtener la mejor uva, mientras que Ramiro Ibáñez, enólogo itinerante de Sanlúcar, recordaba que al perderse ese interés por el origen se han devaluado también los vinos y animó a una audiencia que no ha sido numerosa en todo el congreso a recuperar el origen, el suelo, para volver a dar valor al vino.

 

En esta mesa redonda se puso también de relieve el cambio climático, al que Ojeda recuerda que hay que adaptar la viticultura, pues hay datos preocupantes, como la subida de 1,6 grados de media en el pago jerezano de Macharnudo desde que hay registros.

 

Desde la grada, el secretario del consejo regulador de la Denominación de Origen Málaga, José Manuel Moreno Ferreiro recordó que en la región malagueña ya existía división de calidades de viña pero tomando el clima y la maduración como referencia, es decir, había zonas tempranas, tardías y de en medio.

 

En general, toda la mesa estuvo de acuerdo en que los pagos marcan la diferencia en cuanto a la longevidad y el estilo del vino pese lo que pueda marcar también el sistema de elaboración, además de señalar, también, que la viticultura ha de adaptarse a un clima cambiante y a la futura elaboración del vino. Para resaltar la influencia del hombre en el viñedo, Ramiro Ibáñez planteó un divertido ejemplo, el de viticultores de interior de Sanlúcar y los de costa, unos más introvertidos, otros menos, que incluso podan diferente según ese carácter; Ibáñez alude también hasta a la dieta y las preferencias gastronómicas de cada uno, que inciden sus preferencias respecto a los estilos de vino: “Todo está interconectado”, resume.

 

Todos los ponentes estuvieron de acuerdo en dar valor a la materia prima, pagando un precio justo por la uva, creando un mercado donde se estratifique la calidad y se pague en consecuencia: “A lo mejor, la verdadera revolución (en referencia al movimiento Sherry Revolution) es pagar bien al viticultor”, apostilló el moderador, Juancho Asenjo, ideólogo de gran parte del programa del Congreso.

 

Tras la mesa redonda, le tocó el turno al profesor Jesús Barquín, cofundador de Equipo Navazos, quien dedicó su ponencia a los vinos sin encabezar, pros y contras, con un propósito que terminó resultando algo confuso, aunque aludiendo al Consejo Regulador de la DO Jerez para que admitiera en su reglamento vinos sin encabezar de menos graduación, que pudieran ser aptos para la crianza bajo velo.

 

[Img #15984]Pancho Campo, de nuevo en conexión con un mundo que ha asegurado le apasiona como el del vino (fue Master of Wine pero terminó por renunciar a su título en 2012), subió al escenario para hablar, de una manera explícita y magistralmente comunicada, del cambio climático y sus efectos. Campo lleva, comentó en su intervención, 20 años dedicado a este asunto y organizando encuentros en distintas partes del mundo donde han participado personalidades como el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore o el ex presidente Obama, entre otros. Campo alertó de lo vulnerable que es Andalucía respecto al cambio climático y puso en relación el aumento de las temperaturas con sus consecuencias sobre el viñedo y las maduraciones, además del peligro que corren las plantas cuando se producen fenómenos como las granizadas o las heladas y ya ha ocurrido la brotación precisamente por ese incremento térmico. Sequía, incendios, plagas… son otras consecuencias dañinas para el viñedo, por lo que Campo propone atajarlo adaptándose y reduciendo las emisiones de CO2 del sector con medidas como reducir el peso de las botellas o utilizar transportes menos contaminantes.

 

El capítulo de innovación contó también con intervenciones interesantes, como la reutilización de residuos de la viticultura y la elaboración de vinos andaluces para crear otros productos, desde cosméticos a alimentos, o la aplicación del polen de abeja para activar la fermentación, entre otros.

 

[Img #15982]La tarde comenzó con una interesantísima cata que se trabajaron a conciencia Ramiro Ibáñez y Willy Pérez, centrada en los suelos y pagos andaluces. Partiendo de la idea de que “la genética andaluza es la mezcla de culturas” como defendió Pérez, recorrieron, con vinos de las denominaciones de origen Condado de Huelva, Montilla, Jerez y Málaga los diferentes suelos que predominan en cada una de las demarcaciones. Tuvieron tiempo, en una charla que se sucedió a ritmo frenético debido al calendario de la tarde, de dar pinceladas históricas y explicar la relación de cada uno de los vinos que se cataban, de su análisis sensorial, con el suelo del que procedían, un suelo que los asistentes pudieron ver en vivo gracias a unas cajitas con pedazos de ellos que Pérez e Ibáñez recogieron para la ocasión. La ovación, claro, fue unánime y los enólogos tuvieron después hasta que posar para la foto con algún admirador y admiradora que se lo pidió.

 

Y si concienzuda y trabajada fue esta cata de suelos, totalmente improvisada (hasta el punto de no saber los vinos que se iban a catar pocos minutos antes de la intervención) fue la que impartió el enólogo Telmo Rodríguez sobre la moscatel, con ayuda desinteresada de algunos de los productores cuyos vinos se cataron y de periodistas como Amaya Cervera, que hizo didácticos comentarios al respecto de esta variedad de la que se encuentran muchos ejemplos de vinos en Andalucía.

 

[Img #15981]El remate a la jornada lo pusieron el enólogo de Descalzos Viejos, Vicente Inat Estrada, y la propietaria de Bodegas Bentomiz, Clara Verhej (por cierto, una de las escasas mujeres que han participado en esta edición, junto a la Master of Wine Sarah Jane Evans, la presidenta de la Asociación Española de Ciudades del Vino, Rosa Melchor, y la investigadora Lourdes Moyano, entre una treintena de ponentes) con un intensivo repaso a los vinos malagueños a través de sus distintos terrenos de producción y la cata de vinos de algunas de sus bodegas más significativas.

 

El primer día tuvo como foco la historia de los vinos andaluces, que se abrió con una mesa redonda tras la ponencia inaugural de Sarah Jane Evans MW, y que contó por la tarde con tres catas: "El terroir de la bodega", por el crítico de vinos Peter Liem; los vinos generosos y el vino naranja del Condado de Huelva, por el presidente de esta DO, Manuel de la Cruz Infante Escudero, y la que puso el broche al día, centrada en los vinos dulces de pedro ximénez y dirigida por el profesor Paco del Castillo. El tercer día se centró en la actualidad y los mercados y la percepción social y estilo de vida de los vinos andaluces, antes de que el director general de los Consejos Reguladores del Marco de Jerez, César Saldaña, diera la conferencia de clausura oficial del congreso, que continuó por la tarde con tres catas más, la primera, impartida por el periodista David Schwarzwälder, centrada en la crianza oxidativa; la segunda, a cargo del presidente del CRDO Jerez, Beltrán Domecq, con Jerez como protagonista, y la última, con la participación del enólogo José Ignacio Santiago Hurtado, Juancho Asenjo y Paco del Castillo, y titulada “Montilla- Moriles, cata en tres tiempos”.

 

Con un programa que mezcló partes muy técnicas, otras científicas y otras más lúdicas y una asistencia que podía haber sido más numerosa (se escucharon algunas quejas por lo elevado del precio (375€ si se quería asistir a todas las sesiones y catas), la primera edición se cerró con la intención de mejorar errores y convocar de nuevo para una segunda entrega en 2021.

 


 

Generosos a escena

 

Paralelamente a las jornadas del martes y miércoles del Congreso y aprovechando las sinergias espaciales, tuvo lugar la edición 2019 del Salón de los Vinos Generosos, que convocó productos de distintas procedencias españolas, sobre todo jerezanas, aunque también se pudieron catar vinos alicantinos, dorados de Rueda, vinos onubenses, cordobeses o malagueños.

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress