Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Apetecible

Té Matcha de Kabuki, ceremonia ancestral en Tenerife

Autor: Caluda Navarro. Imágenes: Arcadio Shelk
Martes, 14 de mayo de 2019

El menú degustación de Kabuki del hotel The Ritz-Carlton Abama en la isla de Tenerife incluye de manera habitual la ceremonia del té, en sus múltiples opciones, aunque la favorita de la clientela es la del té matcha.

Un rito milenario que precisa una explicación al comensal: “Es importante narrar el proceso de elaboración, tan distinto al de otros tés verdes. En éste se cubre la cosecha para evitar que se oxide”, explica Víctor Riego, sumiller de Kabuki Abama, “así la planta producirá más clorofila y de ahí su intenso color”. La recolección es manual, separando las hojas de los tallos y se da un baño de vapor. Se muele en molino de piedra lentamente hasta conseguir un polvo fino.

 

La preparación del matcha es compleja y se incluye dentro de la ceremonia del té japonés. El instrumental, un batidor de bambú llamado chasen o whisk con 120 cerdas para montar una espuma homogénea sin alterar su sabor y una cuchara de bambú denominada chashaku, que permite recoger la cantidad perfecta. Como taza, un cuenco ancho denominado chawan, normalmente de cerámica o barro. Acompañando, un dulce tradicional japonés de judía.

 


 

Víctor Riego

 

Este joven zamorano lleva desde 2011 vinculado a la casa Kabuki. Aterriza en las islas afortunadas hace dos años, liderando la sala de Kabuki del Hotel The Ritz-Carlton Abama, en Tenerife. “Aquí el cliente está más relajado, por lo que podemos permitirnos el lujo de hacer la ceremonia del té completa”, afirma.

 

 

Rito y placer

 

La proporción de té matcha más utilizada es de dos cucharadas con el chashaku por cada 70-75 ml de agua. Si posteriormente se desea más ligero se puede añadir más agua. La temperatura de ésta debe estar entre 70 u 80ºC permitiendo así una textura muy cremosa.

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress