Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Enviar por email
Los gustos y los caminos

“Pepita Love”

Autor: César Serrano. Ilustración: Máximo Ribas
Domingo, 7 de julio de 2019

El día que Eugene Smith llegó a Valle Deleitoso las campanas de la Iglesia tocaban a muerto. En las calles pizarrosas los perros buscaban la sombra mientras el aire se preñaba del aroma de las jaras pringosas.

Mujeres de negro caminaban aprisa ajenas al aroma de esas jaras en flor. Las manos enlazadas en un ruego inútil, mientras de sus bocas escurrían vanas oraciones. A su paso, Eugene Smith se sintió estremecer. De lo alto del campanario continuaban los toques de desgarro. Las siguió. Eugene Smith siguió los pasos de aquellas mujeres hasta que se perdieron en el interior de la casa de Juan Larra, aquel por el que gemían las campanas. Entró. En el zaguán, en fría penumbra, unos hombres bebían a sorbos una mezcla de cebada tostada y achicoria hervida en el puchero que colgaba aún sobre la lumbre. En la mesa, un plato con floretas y perrunillas.

 

Eugene esquivó las miradas y el olor de esa miserable alquimia. Siguió por la escalera de madera que habían alcanzado ya las mujeres. En su ascenso le llegaban los ecos de una oración que parecía caer del mismísimo cielo. Hombres apoyados en la pared parecían no percatarse de su presencia siquiera. Siguió escaleras arriba. A su paso se iba fundiendo el crujir de la madera con los llantos, a veces adulterados, desmesurados, que venían del cuarto en el que ya se habían perdido las mujeres. Se acercó al muerto. Yacía en el centro de una alcoba iluminada por un candil de hojalata que pendía sobre el cuerpo inerte e iluminaba la cerviz de unas mujeres y la frente de otras que rodeaban al muerto. Encomendándose al Dios de las sombras, Eugene tomó una instantánea. En ella, el muerto, la viuda, otras mujeres, que acogían en sus rostros al mismísimo Hades, y la aparente incomprensión de una bellísima muchacha. Sería en abril cuando en la lejana América, en las páginas de la revista Life, aparecieran las imágenes de Smith, entre ellas “El duelo”. Y ahí, toda la belleza de Pepita Larra. Y sería ya entrado mayo cuando Pepita recibiera una carta llegada de los Estados Unidos. En el sobre, un corazón pintado junto a una leyenda: “Pepita Love”. En el remite, Charles H. Calusdian. Desde ese día, y cada semana, llegaban a Valle Deleitoso apasionadas cartas de amor que eran traducidas por un ingeniero de Trujillo. Cuentan que Pepita Larra siempre estuvo en los sueños de amor de Charles H. Calusdian que se entregaría a aquella imagen, hallada en las páginas de una revista, en la que Hades iluminaba los ojos de Afrodita. Y cuentan que solo el mal de la desmemoria sería capaz de borrar aquel nombre, aquella carita de ángel que, rodeada de lágrimas, ayes y muerte, fue soñada para el amor.

 



 

 

 

Perrunillas

 

Ingredientes

 

  • ½ litro de AOVE
  • 1 kg harina
  • ½ vaso de aguardiente
  • 2 cucharadas de anís en grano
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 3 huevos
  • 400 g de azúcar

 

 

Elaboración

 

Tamizar la harina y verter; hacer un volcán y verter el aceite, el aguardiente, el azúcar (350 g), dos de los tres huevos, el anís y la ralladura de limón. Amasar hasta conseguir masa homogénea. Hacer bolas que aplastamos (grosor de 1 cm). Pintar con el huevo batido y espolvorear azúcar. Hornear hasta que tomen color dorado.

 

 

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress