Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Enviar por email
Irreversible

Insidious

Autor: Santiago Rivas. Imagen: Foodtravel (CC)
Miércoles, 7 de agosto de 2019
Noticia clasificada en: Vinos D.O. Jerez

"PB263522"by CCFoodTravel.com is licensed under CC BY 2.0

Hay una praxis que me molesta muchísimo y que es muy propia del divulgador/ periodista profesional especializado en vino. Esta praxis consiste en escribir para el sector y no para el lector (que podrá ser del sector o no).

Lo desarrollo: escribir para el sector es, por ejemplo, empezar a poner chorradas de que si el vino está de moda o que hay una fiebre del Jerez. Hay más, pero estas dos afirmaciones, por lo que sea, son las que más me irritan.

 

Yo, tras reflexionar unos minutos (tiempo más que suficiente), pienso que ocurre por la tremendamente interiorizada voluntad de redactar para agradar a los que al final acaban sosteniendo el sector en el que estos profesionales trabajan. Esto, claro, por pensar bien, y no que estemos, directamente, ante un contenido pagado, es decir, publicidad. Porque desde luego, a los que he visto escribir estas idioteces, llevan muchos más años que yo dedicándose a este trabajo y, tan solo por experiencia, en conocimiento de la industria vínica me dan mil vueltas. Sin embargo, alucinantemente, para ellos el vino está de moda, y el elaborado en el marco de Jerez, más. Eso escriben.

 

No es necedad, es otra cosa. Vamos a ver qué dicen los números.

 

La primera dificultad que te encuentras a la hora de dar datos de consumo per capita españoles es encontrarlos. Y una vez encontrados, que sean de una fuente medio fiable, y que, al menos, tenga el aspecto de trabajo riguroso. Difícil.

 

Dicha opacidad ya resulta extraña, pero eso da para otro artículo.

 

El caso es que lo más saneado que he encontrado es un informe de la EAE Business School, a los que no tengo el gusto de conocer, que en 2018 publicaron un estudio en el que señalaban que el consumo de vino de 2016 con respecto a 2015 había descendido. En 2015 era de 13,40 lts per cápita y en 2016 de 12,93 lts. Puesto en euros, el gasto medio en España es de 24,91 euros al año. Haciendo una simple división, resulta que el español se gasta 1,93 euros por cada litro de los casi trece que se bebe al año.

 

Sí, ya sé que esto último es un ejercicio algo tramposo, pero en cualquier caso no parece que estemos ante un gasto generado por una bebida de moda. Seguimos desmontando.

 

El informe señala que el 72,9% de las ventas se refieren vino tinto; no se molestan en aislar una categoría de vinos generosos, y lo que hacen es juntarlos con los dulces en general.

 

Por lo tanto, Jerez, con la ayuda de cualquier vino dulce, Porto o Sauternes incluidos (ya que se está midiendo el consumo independientemente de su origen), se va a la friolera del 1,8% de cuota de mercado. Eso sí, se puede estar peor, que a los espumosos les corresponde el 0,6% del enopastel. Muy de moda no parece, sobremesers.

 

Eso sí, he encontrado por ahí una nota de prensa de enero de 2019 en la que dicen que “Los vinos de Jerez se mantienen en el liderato en el ranking de las DO de la Guía Peñín.”

 

Ahí arrasan. En la Guía Peñín.

 

Sé que lo que aquí reproduzco tiene el fallo de que no está muy actualizado, si bien tampoco intuyo que haya cambiado mucho el panorama. He visto informes de consumo confusos y poco fiables en los que parece que en 2017 y 2018 el tema subió algo, pero en 2019 está descendiendo de nuevo. No puedo aportar mucho más salvo en la parte jerezana de este asunto.

 

Me he ido a la web, supongo, de la DO, y ahí tienen una memoria del ejercicio 2018 de lo más reveladora: señalan que en ese año las ventas totales, y ya no solo en España sino mundialmente, bajaron un 5,8% respecto a las del 2017. E hilarante resulta cuando en este periodo han invertido mucho más en promoción, pasando en 2017 de 1 616 928 euros a 2 348 093 euros en 2018. Lo mismo de esos presupuestos salen los artículos que he venido a criticar.

 

Súper de moda. Trendy total, el Jerez.

 

Pues nada, sobremesers, no tengo mucho más que decir, más allá de que a pesar de las tonterías que yo escriba, y de mi absoluta falta de madurez, nunca os trataré como a unos tontos. Y que jamás una bebida alcohólica entre 15º y 20º que se bebe sola, sin hielo ni mezclada con un refresco, estará de moda.

 

A excepción del Jägermeister, claro.

 

 

 

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress