Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Placer canario

Hotel The Ritz Carlton Abama, alojarse en las estrellas

Autor: Teresa Álvarez. Imágenes: Arcadio Shelk
Miércoles, 14 de agosto de 2019

Diez restaurantes, nada más y nada menos, además de dos bares, salpican de buen gusto uno de los hoteles más sobresalientes de nuestro país, situado frente al Atlántico en la isla donde siempre es primavera.

Con tres estrellas Michelin en su haber, dos adjudicadas al desembarco de Martín Berasategui en Canarias y una al de su compañero Ricardo Sanz con Kabuki, el Ritz-Carlton, Abama ofrece una gastronomía de primer nivel para un cliente exigente que no busca solo buen clima y playa, sino que espera convertir su estancia en una experiencia gourmet de primer orden. Para envolver el plato una estructura de piscinas, terrazas, cascadas y jardines subtropicales que desciende hacia el Atlántico. La playa, accesible a través de un funicular, espera con su beach bar. Arriba, desde el restaurante El Mirador, la puesta de sol más hermosa de la isla, con el agreste perfil de La Gomera en el horizonte. Unas hamacas sobre un verde césped para una vista privilegiada sobre el oeste de la isla. El acceso a las habitaciones (doble, junior suites, familiy suites o villas) se realiza en cualquiera de sus dos trenes que te llevan de uno a otro extremo de este gran complejo hotelero inaugurado en 2005 y diseñado por el arquitecto Melvin Villarroel. Piscinas climatizadas, servicio impecable –distante y respetuoso–, rincones secretos donde perderte y una apariencia árabe seductora y sensual completan la oferta selecta de este reducto de paz al sur de Tenerife.

 

Ctra General TF-47, km 9. Guía de Isora, Tenerife.

 


 

 

[Img #16655]Davide Bacchi - Chef Ejecutivo

 

Doce puntos de comida (10 restaurantes y dos bares), diferentes horarios, clientes de todo el mundo…  “Todo se necesita al momento”, afirma el chef, quien añade que habilitan “hasta cartas diferentes en cada piscina para que tengan su propia identidad. Desde la informalidad del Beach Club hasta las tapas de Los Chozos. En un almuerzo puede apetecerte un bocadillo en la tumbona o finger food en el servicio de hamacas del Club Level. O si estás jugando al golf quieres una cocina más saludable y de temporada. Buscamos contrastes como la cocina fresca italiana de Verona; o el 20-20, un steakhouse con angus uruguayo, angus americano y carne española con mayor maduración”. Para los desayunos, la bella terraza del restaurante La Veranda; para ver el partido, el Sports Bar.

 

 


 

 

[Img #16652]MB

 

Sin duda, este restaurante es la punta de lanza del hotel, dirigido a un público gourmet que busca una experiencia. Bajo el prisma de Martín Berasategui pero con toda la personalidad del impresionante chef Erlantz Gorostiza. Con humildad y un respeto enorme por sus mentores, Gorostiza hace una cocina sensible, respetuosa con la creatividad de Martín pero teniendo en cuenta el público al que se dirige. “Soy muy exigente, busco sabores reconocibles, que se puedan rescatar de la memoria gustativa”, afirma Erlantz. “No quiero que la estética esté por encima del plato y utilizo la técnica solo para mejorar el producto”. Totalmente mimetizado con la isla (“me siento un chicharrero más”) el chef recurre a los proveedores locales, aportando un toque canario gourmet muy interesante.

 


 

[Img #16654]Abama Kabuki

 

Ubicado en la Casa Club que preside el campo de golf, el restaurante Kabuki lo lidera David Rivero (de Gran Canaria) con Víctor Riego al maridaje. Rivero demuestra que se puede triunfar con un concepto de proximidad en una cocina tan lejana como la japonesa. Ya la fusiona Ricardo Sanz, alma del grupo, en sus salas madrileñas. Y aquí se consigue a través del sentido común: si los pescados canarios son espléndidos ¿por qué usar otros importados? Consigue alfonsiño, candil, boca negra o rabil. Si quiere incluir cerdo en la receta, por supuesto cochino negro de las islas. El cabrito es canario y el almogrote se convierte en japogrote en un guiño divertido a la cercana isla de La Gomera. En la sala, vistas infinitas sobre el Atlántico y todo un mundo de sakes y tés.

 


 

[Img #16650]El Mirador

 

Si el producto local se cuida en cada restaurante, en El Mirador adquiere total protagonismo. Sin olvidar que manejan un público internacional con gustos muy dispares (y con una estancia media de alrededor de siete noches), el chef César González desarrolla una cocina donde el proveedor local es imprescindible, con ceviche de sama roquera, ensalada de bogavante, tartar de atún patudo o plátano con bizcocho de almendra. El chef de La Orotava llegó al hotel en 2007 y aquí encontró su identidad. Demuestra un absoluto respeto al producto, con poca elaboración y técnicas modernas a la vez que sutiles. Elaboran su propio pan, sus helados y sus dulces y ofrecen mantequilla de cabra y papas antiguas como la increíble papa bonita.

 


 

[Img #16649]Txoko

 

El antiguo restaurante de tapas dio en 2017 un giro de 360 grados para convertirse, también de la mano del inigualable Berasategui, en Txoko. Hermano pequeño del imponente MB, aquí también manda el gran Erlantz Gorostiza, aunque en este caso deposita su confianza en Pelayo Estrada. En la carta, platos sencillos y seguros como croquetas, callos, ensaladilla o patatas bravas y, por encima de todo, buenas carnes a la brasa. Son sabores de siempre, algunos menos entendibles para el cliente extranjero. Sin embargo, el sentimiento de familia, de cercanía que trasmite el lugar vence cualquier prejuicio. Entre sus platos más sugerentes el solomillo del carnicero Luismi Garayar (un mito de los lomos gallegos), las chacinas o el taco de pez pámpano al horno.

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress