Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Cava rosado gran reserva

Recaredo lanza Intens 2010, primer espumoso biodinámico en España con certificado Demeter

Autor: Raquel Pardo
Jueves, 5 de diciembre de 2013
Noticia clasificada en: Cava Vinos espumosos Vinos rosados

Recaredo saca al mercado el primero de sus cavas con certificación biodinámica, un sello que ostenta desde 2010. 

Aunque llevan practicando este tipo de agricultura fundamentada en los escritos de Rudolf Steiner desde 2006, no fue hasta 2010 cuando Recaredo obtuvo una certificación oficial, otorgada por el organismo internacional Demeter. La casa cavista, conocida por trabajar las largas crianzas, acaba de lanzar Intens 2010, el primero de sus productos con el sello oficial que garantiza su procedencia de un viñedo en el que se practica la biodinámica. La razón de que sea un cava rosado y no blanco, explica su responsable de comunicación, Santiago Redondo, es que ha el primer vino de la casa con añada 2010 en terminar su crianza mínima de 30 meses en botella antes de ponerse a la venta. De los otros productos, las cosechas en el mercado son anteriores a la certificación (por ejemplo, el cava más emblemático de Recaredo, Turó d’En Mota, va por la añada 2001 en las estanterías). A partir de la cosecha 2010, todos los vinos que salgan a la venta llevarán la certificación Demeter.

 

“Esperamos que el público lo entienda” dice Redondo en relación con este tipo de vinos procedentes de la agricultura biodinámica, “sabemos que es difícil de interpretar y hemos incorporado información en la etiqueta, además de animar al público a que venga a vernos”, añade.

 

Biodinámica en todo el viñedo

Recaredo tiene 50 hectáreas en propiedad en Alt Penedés de las que proceden todos sus vinos. Su interés por la biodinámica, según explica Redondo y confirma el director de la bodega, Ton Mata, se centra en la faceta biológica de esta disciplina, más que en la parte astronómica o cósmica, algo más difícil de demostrar empíricamente: “No entendemos el viñedo y el vino como una industria agroalimentaria en la que se prime la producción por la producción. Lo que intentamos es que la viña dé lo que haya de dar, para que se pueda obtener lo mejor de ella”, comenta Redondo, y Mata añade que “tenemos en cuenta las fases lunares, pero la biodinámica es mucho más compleja, mucho más empírica”. Por eso se aclara que este tipo de agricultura no es un objetivo en sí mismo para ser los primeros (aunque sí sean considerados pioneros entre los productores de cava por su apuesta clara hacia las crianzas largas y por la ecología, junto con algún otro elaborador de la región), sino un camino, el del respeto a la vida del campo. Como ejemplo de esta filosofía, aclaran que utilizan extractos de plantas medicinales (manzanilla, ortiga o cola de caballo), como medida fitoterapéutica, para mantenerlos hongos controlados. También se valen de cubierta vegetal entre las hileras de viñedo y, cuando sus campos se encuentran en barbecho, plantan variedades como el garbanzo cigronet de l’Anoia, capaz de fijar el nitrógeno en el suelo de forma natural, evitando así el uso de fertilizantes químicos que puedan añadir salinidad. “Pretendemos fomentar la vida en el suelo y el ecosistema”, confirma Redondo, y respetar los ciclos naturales, rescatando lo que llaman “esencia de la masía”, una referencia a un tipo de vida agrícola.

 

Demeter, más allá de la ecología

 

Con 40 años de historia, Demeter es una organización no gubernamental y sin ánimo de lucro compuesta por asociaciones de agricultura biodinámica en todo el mundo. Han creado el certificado Demeter de agricultura biodinámica, una marca que se otorga una vez el solicitante tiene ya el sello de ecológico, y que da fe de que la empresa que lo lleva pone en práctica este tipo de agricultura, siguiendo unas normas internacionales de producción agraria. Aunque Recaredo es el primer cavista en sacar al mercado un cava con este sello, la primera bodega en tener un vino tranquilo con certificado Demeter fue Mas Blanc, de la Denominación de Origen Calificada Piorat, y perteneciente al grupo Pinord, quien lo consiguió en 2008. La responsable de Demeter en España, Marisol Garrido confirma el interés creciente de las bodegas por este tipo de agricultura, y afirma que en un plazo corto habrá más productores con sello biodinámico.

 

Compartir en:
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress