Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Un paréntesis de tranquilidad

Isabel de Farnesio, Segovia

Autor: Redacción
Miércoles, 30 de octubre de 2013

En un emblemático edificio del siglo XVIII y rodeado de regios jardines, el hotel Isabel de Farnesio es un remanso de paz a pocos kilómetros de la capital.

Isabel de Farnesio se localiza en la ciudad de Segovia, Travesía de la Reina, 4. San Ildefonso. Tel.: 921 471 078

 

Segovia es uno de los lugares a los que nunca te cansas de volver. Con una belleza paisajística inigualable y una capital viva y llena de interés histórico –Patrimonio de la Humanidad–, la guinda perfecta la pone su gastronomía tradicional, representada principalmente por sus asados de cordero y cochinillo. A tan solo 12 kilómetros de la ciudad se halla La Granja de San Ildefonso con sus innumerables atractivos turísticos, sus pequeñas tascas y sus restaurantes coquetos.

 

En un enclave de regios palacios y jardines versallescos, el hotel-spa Isabel de Farnesio, bautizado así en honor a la segunda esposa de Felipe V, ofrece un coqueto e íntimo espacio perfecto para una escapada de fin de semana.

 

Inaugurado hace poco más de dos años sus 26 habitaciones respiran un aire tranquilo y relajante con una decoración cálida y acogedora. Su pequeño restaurante ofrece al huésped un “picoteo” a base de chacinas y quesos de primer orden. Disponen de un atractivo spa con diferentes tratamientos y una zona de aguas cálidas y piscinas.

 

Julián Duque
El restaurador segoviano Julián Duque acaba de inaugurar un nuevo local en plena Plaza Mayor de Segovia. Cuarta generación de Maestros Asadores, Duque completa su oferta de cochinillo con una amplia y sugerente zona de barra.

 

Mesón de Cándido
Tradición castellana en la casa legendaria que se mantiene firme en sus propuestas después de tres generaciones. Su cochinillo partido con el borde del plato ya merece la visita. Un clásico que no deja de estar de moda. Nunca falla.

 

La Granja y sus judiones
Parece que fue la misma Isabel de Farnesio la que trajo de América estas preciadas judías que se cultivan en La Granja.Unas cuarenta unidades pesan casi 100 gramos y es su mantecosidad y su aroma lo que las hace únicas.

Compartir en:
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress