Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Enviar por email
Viaje a la costa sur de Croacia

Dalmacia Central, la costa resplandeciente

Autor: Luisa Denis
Miércoles, 13 de agosto de 2014
Noticia clasificada en: Escapadas gastronómicas

El sur de Croacia se ha convertido en uno de los destinos estivales que mayor interés despiertan en turistas de todo el planeta. Buen clima, paisajes dramáticos y una costa interminable repleta de islas.

Estamos en la costa de Croacia, un país con forma de C en el que la distancia –histórica– entre el norte y el sur no se traza bien en línea recta. El suelo de la región sureña de Dalmacia ha sustentado tan pronto a aguerridos piratas ilirios como a un emperador retirado en una de las etapas más convulsas del Imperio Romano; a una hegemonía comercial veneciana o al mismo Napoleón Bonaparte, escaramuzas en el más grande de todos los conflictos modernos o distintos momentos de la etapa más sangrienta de Europa en posguerra. Sin embargo hoy es parte de uno de los países más seguros del continente y goza de los mayores parabienes del turismo internacional por sus enormes posibilidades.

 

[Img #4702]Un excelente punto de partida es la ciudad de Split, el puerto más importante de la zona y segunda urbe del país en orden de población, conectada con España a través de su aeropuerto internacional. Además de apreciar la monumentalidad del Palacio Diocleciano o de la Plaza de la República, el casco antiguo de esta población está absolutamente volcado en el disfrute del visitante, si bien esto sucede de forma natural, sin el acoso comercial que cabría esperar. En el puerto, con intenso tráfico de cruceros (un importante porcentaje de los turistas que visitan el país no hace noche en tierra, sino en los barcos), podremos contratar distintos recorridos que comprendan las extraordinarias y numerosas islas del Adriático, entornos de indudable valor natural en los que disfrutar de actividades tanto acuáticas como telúricas. Se trata de lugares como Drvenik Mali, Vis, Biševo, Korula, Meleda, Šedro o Hvar, muy próximas entre sí y en las que encontraremos calas secretas y solitarias de agua cristalina, conventos silenciosos, canteras abandonadas, ancestrales ciudades fortificadas,singulares lagos salobres, sardinadas costeras, vinos cercanos, animada vida nocturna y alegres habitantes, más si cabe en verano.

 

Debido a la escasez de plazas hoteleras para hacer frente a la gran demanda estival, la autoridad turística del país concede a numerosas viviendas particulares –siempre bajo su supervisión– la posibilidad de ofrecer habitaciones a los turistas; una solución que, en ocasiones, puede resultar mejor y más económica que un hotel convencional, y la cual podemos consultar a través de webs como Adriatic y Apartmani Hvratska.

 

 

Continuando nuestro viaje hacia el Oeste, podemos hacer escala en la población isleña de Trogir,Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, un crisol que condensa más de dos milenios de civilizaciones en poco más de un kilómetro cuadrado. 

 

Desde allí tomaremos la carretera a Zadar, quizás eligiendo la lenta vía costera, en lugar de la autopista, dejando la ciudad de Šibenik y su catedral de Santiago para la vuelta, una ruta que nos permitirá pasar por localizaciones como Biograd na Moru, la que fuera capital medieval del Reino de Croacia y en la que, echando a volar la imaginación, es posible encontrar misteriosas pistas de los caballeros templarios que la gobernaron.

 

Las islas del Adriático esconden calas secretas y solitarias de agua cristalina, conventos silenciosos, canteras abandonadas, ancestrales ciudades fortificadas para deleitar la vista y el paseo

 

Una vez en Zadar, nuestra percepción será la de hallarnos en una localidad compacta y monumental, pero[Img #4703] moderna en ánimo y ambiente. Desde su pasado liburno y romano, cuyos vestigios quedan bien patentes en el foro urbano, hasta el moderno juego de luces electrónicas llamado Saludo al sol –cuya banda sonora queda a cargo de un órgano marino que funciona al capricho de la marea–, advertiremos una ciudad que ha restaurado su sustancia histórica a golpe de determinación, mostrando capas y capas de hitos temporales en iglesias, columnas y edificios, prácticamente todos ellos con una función: una cafetería que da a una capilla de la baja Edad Media; la iglesia de San Donato, de soberbia acústica, que sirve de sala de conciertos... Su barrio universitario, muy activo, ofrece una vida nocturna desenfadada –así como los cinco nightclubs de Zadar– y la hostelería es particularmente activa.

 

De roca y sal
Con Zadar como campamento base podemos desplazarnos al Oeste, penetrando en una región mucho más árida en la que la piedra caliza aflora. Nuestra primera parada será la municipalidad de Pag, donde se elabora el queso Paški sir, considerado uno de los mejores del mundo, en cuya preparación se emplea leche de ovejas autóctonas de la isla que pastan en libertad y se alimentan de las hierbas aromáticas rociadas por la bura, el viento marino cargado de sal. La manufactura emblemática de la zona es el llamado Encaje de Pag, carísimo tejido ornamental de compleja confección, cuya técnica ha sido declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. Las poblaciones de la isla, Pag y Novalja, son mucho más activas en verano (cerca se encuentra la magnífica playa empedrada de Zre, conocida por su ambiente de clubbing) y resultan de interés las visitas al asentamiento original de la isla –hoy abandonado– y las salinas.

 

Aunque si se trata de salinas, a la vuelta es perentoria una visita al coqueto pueblo de Nin, bastión del alfabeto glagolítico y el idioma ruteno, repleto de curiosas ruinas como la Iglesia de la Santa Cruz –conocida como “la catedral más pequeña del mundo”– y cuyas impactantes salinas Solana tienen reputación internacional. Algo menos conocido que otros lugares de la Dalmacia Central, Nin cuenta con una completa y muy adecuada infraestructura de hospedaje, así como con diversas actividades culturales. 

 

Agenda

Dónde comer
La cocina dálmata es sencilla, por lo general ajena a las vanguardias, con una importante presencia de productos marinos. Las carnes marinadas en guisos, como con el popular plato dálmata llamado pašticada, resultan habituales. El aceite de oliva, el pan y el chocolate son productos muy destacados. También existe una influencia palpable de la cocina italiana en el modelo hostelero de todo el país.

 [Img #4704]

Split

Paradox
Poljana Tina Ujevica, 2.
Tel.: +385 21 395 854. 
Interesante establecimiento cuyo motivo gastronómico principal son los vinos y los quesos.

 

Konoba Marjan
Senjska, 1.
Tel.: +385 98 934 6848. 

Restaurante familiar enclavado en el distrito de Varoš en el que destacan las parrilladas marineras y algunos platos de origen italiano.

 

Zadar

Pet Bunara
Stratico ulica.
Tel.: +385 23 224 010. 
Cocina tradicional dálmata. Carnes y platos marineros
. Uno de los mejores establecimientos de la ciudad.

 

Nin

Konoba Branimir
Viseslavov Trg, 2.
Tel.: +385 23 264 866.

Con magnífica situación y vistas, encontramos un restaurante de cocina sencilla y raciones abundantes.

 

Dónde Dormir

Split

Hotel Vestibul Palace
Iza Vestibula, 4ª.
Tel.: + 385 21 329 329.
Interesante hotel boutique al abrigo de las murallas del Palacio Diocleciano.

 

Zadar

Hotel Bastion
Ulica Bedemi zadarskih pobuna, 13. 
Tel.: +385 23 494 950.

Hotel de lujo. La elección de muchos famosos que visitan Zadar. En su interior está el restaurante Kastel, quizás el más vanguardista de la ciudad.

 

Gourmet Kalelarga
Siroka Ulica, 1.
Tel.: +385 23 233 000. 

En el hotel temático del mismo nombre, un restaurante de cocina moderna de mercado y excelente repostería.

 

Más información en Visita Croacia

 

Compartir en:
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sobremesa: revista de gastronomía y vinos
Revista Sobremesa • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress